Infiniti es la marca de lujo de Nissan, el popular fabricante japonés. Sin embargo, hace unos años decidieron trasladar su sede mundial fuera de ese país. Hong Kong fue el lugar escogido, una región administrativa especial, que pertenece a China. De esta forma quedaba clara la importancia del mercado chino para Infiniti, algo que no hace más que reafirmarse con su Plan 5 x 5 presentado en el Salón de Pekín.

El significado de esta fórmula es que van a producir cinco nuevos modelos en China durante los próximos cinco años. El objetivo es el de triplicar las ventas en el mercado chino, que además es el que más crece a nivel mundial para Infiniti. Allí consiguieron vender 48.408 vehículos en 2017, lo que supuso un aumento del 16 % respecto al año anterior. También confirmaron su compromiso con la electrificación a medio plazo.

A partir de 2021 todos los vehículos nuevos de Infiniti serán electrificados (bien 100 % eléctricos o con tecnología e-Power) y se espera que en 2025 más de la mitad de sus ventas globales correspondan a este tipo de movilidad alternativa. En cuanto a los lanzamientos locales en China, todo comenzará con el Infiniti QX50, el SUV medio que comenzará a ensamblarse en la planta de Dalian dentro de muy poco tiempo.

Este modelo estará en el Salón de Pekín acompañado por otro más futurista e innovador. El Infiniti Inspiration Q se trata de un prototipo desvelado a comienzos de año, que servirá como hoja de ruta en cuanto a diseño y electrificación en la marca. La atractiva berlina de cinco puertas destacaba por su minimalismo y por su motor VC-Turbo, el primero de compresor variable de la marca. Veremos si en un futuro llega a producción con otra mecánica electrificada.

Fuente: Infiniti

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta