Carlos Rodríguez de Santiago, profesor de educación física de Cartagena, ha construido con sus propias manos un coche eléctrico.

Seis años de trabajo, multitud de consultas a amigos ingenieros y muchas horas de documentación, han hecho posible su sueño: el Purecar, como lo ha bautizado, se ha convertido en una realidad.

Cuando empezó con el proyecto, carecía de conocimientos de física, mecánica e ingeniería entro otros. De hecho, lo primero que se propuso fue la restauración de un coche antiguo o la construcción de un kitcar (coches vendidos por piezas para su posterior montaje). Pero un proceso de meningitis lo cambió todo. Comenzó a leer libros de mecánica e ingeniería y decidió cumplir su sueño y construir su propio coche.

Lo primero fue la carrocería. Elegante y diseñada por el mismo, la confeccionó en fibra de carbono. El siguiente paso fue la parte mecánica, un auténtico reto para él. La fabricación del chasis, el motor eléctrico y la batería, ésta última muy parecida a la de los modelos Tesla, ya que las patentes de esta marca están libres de derechos.

En octubre de 2016, Carlos Rodríguez rodó su vehículo por primera vez. Un total de 35.000 euros invertidos y muchas horas de trabajo y sacrificio, daban su resultado: un deportivo descapotable eléctrico con autonomía de 300km.

El murciano ha utilizado también para la construcción del vehículo elementos reciclados de otros coches. Los faros delanteros son del Audi A1, los pilotos traseros del Audi Q3, los retrovisores del Seat León y la dirección eléctrica heredada de un Opel Corsa.

El siguiente paso al que se enfrenta es la homologación del vehículo. Un proceso “difícil a causa de la pelea burocrática que esto supone” señala el protagonista. Una vez logrado este paso, podrá hacer frente a su siguiente deseo: fabricar su modelo en serie. Para ello, deberá cambiar el material de la carrocería por una de fibra de carbono, más ligera y similar a la de los coches eléctricos, así como el chasis, que sustituiría el actual de acero y aluminio por uno de este último material o de fibra de carbono.

Fuente: Purecar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta