El futuro del mundo del motor parece tener como objetivo el completo desarrollo del coche autónomo. La mayoría de prototipos que están siendo presentados apuestan por esta tecnología y, aunque la aceptación no es del todo positiva, la investigación aparentemente seguirá estando en ese campo. Y eso hace que haya un elemento que podría cambiar su función de forma irremediable dentro de unos años, hablamos del parabrisas.

Actualmente esta superficie acristalada en la parte frontal de los vehículos permite al conductor ver todo lo que le rodea y sin el que no se podría conducir. Cuando el coche autónomo esté plenamente desarrollado, el parabrisas podría perder esa importancia que hoy tiene. Y ya hay expertos como Christoph Keese (vicepresidente de Axel Springer) que afirman que este elemento se podría convertir en una pantalla para que los usuarios consuman contenidos y también publicidad.

Esto abriría un nuevo modelo de negocio de lo más interesante, que incluso podría superar el de la propia industria. El modelo “coches por euros” se está convirtiendo al de “euros por kilómetros” con la nueva movilidad. En el futuro podría complementarse con el de “euros por horas de visualización”, algo que cobra sentido si tenemos en cuenta que el usuario pasa alrededor de 1,5 horas al día en el coche y que podría rentabilizarse con publicidad en el parabrisas.

En 2017 se vendieron alrededor de 80 millones de coches en todo el mundo y sus ventas se pueden contabilizar en unos 1.300 millones de euros. Si se sigue calculando el número de kilómetros que recorrieron y teniendo en cuenta su ocupación media, salen 600.000 millones de horas que la gente pasa en el interior de un coche en un año. Si se calcula unos 10 euros de ingresos publicitarios por hora de visualización, sale que este nuevo negocio podría mover unos 60.000 millones de euros, 46 veces más que el modelo tradicional.

Todavía es pronto para afirmar saber si el parabrisas jugará ese papel en el futuro o si estas afirmaciones son ciencia ficción. El caso es que el modelo de negocio podría estar ahí y que la solución de esta pantalla podría resolverse de varias maneras (opacidad variable, realidad aumentada…). El tiempo dirá.

Fuente: Carglass

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta