Los barcos plegables llevan existiendo desde los años 70, por lo que lo más seguro es que no nos causen ninguna impresión. En todos estos años se han lanzado un gran número de estas embarcaciones, si bien la mayoría de ellos están fabricados con piezas ligeras y flexibles, por lo que tienen a tambalearse y da la impresión de no ir sobre seguro.

Para intentar paliar este asunto, la marca australiana Quickboats (los diseñadores de este barco plegable) se ha unido con ingenieros aeroespaciales y diseñadores industriales con el objetivo de resolver un problema bastante común, combinar de la robustez y el peso ligero. La solución la han encontrado en materiales compuestos como el Kevlar, núcleos de espuma y acabado de fibra de vidrio de alta calidad.

Quickboat 1Sus dimensiones, después de montarlo, son de 3,7 metros de largo y 1,7 metros de ancho. Plegada cabe en dos bolsas que miden 3.6 x 0.7 x 0.13 metros la más grande (que pesa 36 kilos) y la más pequeña de 1.5 x 1.2 x 0.08 m (de 18 kg de peso). Eso hace que se pueda guardar y transportar sin problemas, en una baca o incluso en un portabicicletas. Aunque sin duda para eso nada mejor que el BoatBox, la única barca (que conozcamos) que se convierte en cofre de maletero, aunque no parece tan estable sobre el agua.

Aunque en realidad lo que le hace falta al Quickboat es un motor, pero aún así se le puede añadir un motor fuera borda de hasta 10 CV de potencia. Con esta fuerza es capaz de alcanzar una velocidad de 37 km/h. En él pueden montarse hasta cuatro personas adultas (como vemos en las imágenes).

Según Deryck Graham, Director Gerente de Quickboats, el barco es tan fácil de montar que hasta una persona con una cerveza en la mano podría montar el barco en tres minutos, incluso con distracciones de algún amigo. Además, según la marca, es un bote estable y con un alto índice de flotabilidad.

Quickboat 4Una de los puntos fuerte de este barco es su montaje, ya que se puede realizar en tan solo 60 segundos (como podemos ver en el vídeo). Para desmontarlo, tampoco supone ninguna dificultad, ya que es similar a cargar las tablas de surf de la baca del coche. Los creadores del Quickboat dicen que deben utilizarse para bahías, ríos o lagos, y en cambio no debe usarse para pescar o para cruzar algún canal.

El precio del Quickboat es de unos 3.000 euros, si bien habrá que esperar hasta verano de 2014 para conseguirlo. Mientras tanto, el que lo desee se puede inscribir en una lista de espera en la web oficial. Por el momento os podemos ofrecer el vídeo para que veáis su funcionamiento y montaje.


Fuente: Quickboats
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta