El pasado 15 de febrero empezaba a operar el radar de tramo de la A5 en Madrid. La autovía del Suroeste contabilizó 333 incidentes (entre accidentes y atropellos), con 272 víctimas de distinta índole y tres fallecidos en 2018. Por eso el año empezó con este sistema de control de la velocidad, del que ya tenemos los primeros datos oficiales. Entre el 16 de abril y el 23 de junio ha conseguido captar 23.291 excesos de velocidad que se notificarán a los infractores acompañados de la correspondiente multa.

El radar de tramo vigila que los conductores no pasen de 70 km/h entre el kilómetro 4 y el 5,75 del Paseo de Extremadura. Llama la atención que de los rebasamientos de velocidad solamente 2.690 hayan sido en sentido entrada y que los 20.601 restantes fueron en sentido salida. Si repartimos por meses, del 16 al 30 abril se registraron 4.106 infracciones, en el mes de mayo fueron 10.425 y del 1 al 23 de junio captaron 8.760.

Echando cuentas, el radar de tramo de la A5 multa a un ritmo de más de 300 multas diarias de media. Y eso sin contar el periodo de aviso sin multa, que fue el que se dio desde el 15 de febrero al 15 de abril. En esos dos meses se registraron nada menos que 31.007 excesos de velocidad, siendo 8.902 en sentido entrada y 22.105 en salida. Esos usuarios que fueron cazados en la fase previa no serán sancionados, solo tendrán una comunicación informativa.

Sin embargo, todos los que han sido pillados desde el 16 de abril sí que les llegará la multa. Su cuantía económica y si conlleva retirada de puntos dependerá de en cuanto se rebasa ese límite de velocidad de 70 km/h. Este radar de tramo de la A5 de Madrid que tanta polémica ha levantado tiene como objetivo reducir el número de incidentes anteriormente citado, pero también reducir los efectos que causa el ruido del tráfico sobre los edificios cercanos.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta