Un botón muy grande, más bien como chapa, así es este dispositivo llamado TrackR del que ya se han vendido más de 3.5 millones de unidades por todo el mundo. Con un precio de 29 dólares, según lo anuncia la start-up californiana propietaria, está diseñado para encontrar las cosas perdidas, y qué más valioso que tu coche para estar seguro de no perderlo.

Sirve tanto para si le prestas el coche a un amigo y tiene que aparcarlo en algún sitio cercano a ti pero no te sabe decir el punto exacto, como por si, en algún desafortunado día, te roban el vehículo y quieres saber dónde recuperarlo. En el siguiente vídeo se puede observar la “historia” de esta joven que ha prestado el coche a un amigo y va a recogerlo a un parking siguiendo las indicaciones del rastreador en el mapa.

Tan simple como leer un mapa, el aparato manda una señal para poder ser rastreado fácilmente. Para ello se necesita descargar una aplicación en el Smarthphone que se encarga de localizar nuestro “botón” particular y mostrarlo en el mapa. La duda que nos ocupa en este momento es hasta qué punto es seguro tener un dispositivo en tu coche que manda señales para ser encontrado. La empresa debe de contar con un fuerte equipo anti hacking para así poder confirmar la seguridad de los datos de esos vehículos.

Si bien es cierto que la finalidad del producto es útil para encontrar tu coche, llaves o monedero una noche de fiesta o en cualquier otra situación comprometida, sirve también para rastrear personas. Si colocas el dispositivo en el bolso o bolsillo de la persona en cuestión, tienes a tu disposición un rastreado fiable de dónde ha estado esta persona. Esperamos que esto no se le ocurra hacerlo a todo el mundo.

Otro hecho que podría reducir las ventas de este producto es que hoy en día los coches incorporan una parte tecnológica que, si no lo hace ya, debería permitir al dueño encontrar su vehículo en caso de robo y, por qué no, también en caso de despiste y pérdida. Pese a todo, han vendido más de tres millones de “botones”, debe de haber mucho conductor despistado por ahí.

Fuente: Study Life Style 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta