En un tiempo cada vez más acelerado, donde apenas hay tiempo para detenerse y respirar, determinadas funciones del vehículo eléctrico son contraproducentes para el estilo de vida actual. El tiempo es oro y los estudios no mienten; esperar cansa a los españoles, valoramos la inmediatez y rechazamos aquellos aspectos comerciales que, pudiendo ser ofertadas en poco tiempo, se hacen de rogar.

El tiempo de recarga es uno de esos puntos negros de los coches eléctricos. Los postes de recarga hasta ahora comercializados, tardan una media de cinco horas en abastecer completamente al vehículo. Bien es cierto que, salvo para trayectos largos, las baterías de un coche eléctrico no necesitan ser cargadas en su totalidad. Además, la tarea siempre puede realizarse mientras el propietario descansa en su casa, durante lo noche o el fin de semana, pero siempre es positivo que los avances tecnológicos consigan reducir significativamente el tiempo de la tarea.

La empresa de ingeniería electrónica y de desarrollo de equipos eléctricos, Ingeteam, ha desarrollado un prototipo de poste de recarga para el vehículo eléctrico que rebaja el tiempo de recarga en un 90%, de las cinco horas mencionadas, a apenas 20 minutos. La firma indicó que estos equipos se están desarrollando según el estándar industrial CHAdeMO y afirmó que las primeras unidades de estos nuevos postes de carga rápida saldrán a la venta en el mercado español después del próximo verano.

En una primera fase, los dispositivos serán ubicados en puntos estratégicos con gran densidad de tráfico, además de puntos estratégicos específicos, con el objetivo de fomentar el uso de esto tipo de vehículos respetuosos con el medio ambiente.

Vía: Finanzas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta