Hace unos meses hacíamos balance y comprobábamos cómo la recaudación por el impuesto de matriculación había crecido un 30,7 % durante el año 2018. Ese dato no hacía más que confirmar un cambio en el comportamiento del mercado. La tendencia de hace unos años se ha revertido y ahora se venden más coches de gasolina, con las implicaciones que tiene eso. Y ahora llega la noticia de que en la recaudación por este impuesto ha crecido un 28,7 % durante el primer semestre del año.

Se sitúa en 305,77 millones de euros, una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que en todo 2017 se recaudaron 355,25 millones de euros. Y eso que no estamos hablando de un año precisamente bueno en ventas. Sin embargo, cada comprador está haciendo frente a una cuota media de 466 euros en lo que va de año, un incremento del 50,3 % respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El año pasado la media estaba en 368 euros.

Como ya hemos podido ir viendo en nuestros informes de precios, el valor medio de los vehículos ha crecido ligeramente respecto al 2018. Entre enero y junio se han registrado ventas por valor de 11.389 millones de euros, lo que supone una caída del 6,11 % frente al mismo periodo del año anterior. El pasado semestre los vehículos matriculados registraban unas emisiones medias de CO2 de 121 g/km, mientras que el año pasado estaban en 117 g/km.

La respuesta a la cuestión sigue siendo la misma. Los coches de gasolina tienen mayores emisiones de CO2 (y menos en NOx) respecto a sus equivalentes en diésel. Como ahora la demanda de gasolina está por encima del 50 % se da esta situación, que parece que seguirá en aumento. Por otro lado, el auge en las ventas de los SUV también explica ese aumento en la recaudación por el impuesto de matriculación, ya que el peso y la aerodinámica penaliza a este tipo de vehículos.

Fuente: Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta