La Guardia Civil sigue renovando su flota de vehículos para estar actualizada y poder cumplir sus tareas en las mejores condiciones. Hace poco fueron unos cuantos Toyota Prius para Tráfico y ahora toca una incorporación más voluminosa. En total serán 180 unidades de Renault Kadjar las que ya están a disposición de la Dirección General de la Guardia Civil que cumplirán servicios de seguridad ciudadana en varias unidades territoriales.

Los 180 vehículos han salidas de la fábrica de Renault en Palencia, no hay que olvidar que el SUV es un modelo ‘made in Spain’. Desde su lanzamiento en 2015 ya se han producido más de 350.000 unidades del Kadjar, que han ido a parar a más de 50 países diferentes. Este ejemplar cuenta con una buena credibilidad debido al uso de la plataforma CMF, la misma que monta un referente en el segmento como es el Nissan Qashqai.

Todos los Renault Kadjar adquiridos por la Guardia Civil están equipados con el motor diésel 1.6 dCi de 130 CV, el más potente de la gama diésel, que promete consumos bajos al homologar 4,5 l/100km. Montan el nivel de equipamiento intermedio, el Tech Road, que cuenta con elementos interesantes como llantas de 17 pulgadas, climatizador bizona, sensores de luz y lluvia o pantalla táctil de 7 pulgadas con conectividad con Android Auto y Apple CarPlay.

Además del equipamiento anteriormente citado, estos Renault Kadjar también llevarán la imagen corporativa de la Guardia Civil y otras mejoras como el kit de patrulla que incluye las luces estroboscópicas o la radio específica. El cuerpo de seguridad se llevan 180 unidades de un modelo muy polivalente y amplio, con un maletero de 472 litros. Al volante destacan su comodidad y aptitudes.

Fuente: Renault

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta