Tras el lanzamiento de la cuarta generación del Renault Mégane solo era cuestión de tiempo que viéramos su versión más deportiva. Y directamente del Salón de Frankfurt nos llega el Renault Mégane R.S. 2018, un radical compacto que luchará por entrar en el podio de esta competida categoría. Sigue la estela de aquel primer Mégane RS que fue lanzado en 2004, pero con más potencia y novedades técnicas.

En el exterior del Mégane R.S. tenemos unos cuantos detalles para diferenciarlo de otras versiones no deportivas. En el frontal se incluye una parrilla en color negro y con las siglas R.S. justo debajo del logotipo del rombo. En la parte inferior aparece un detalle plateado y a ambos laterales las antinieblas que representan la bandera a cuadros, como ya vimos en el Clio RS. Su anchura de vías ha aumentado ligeramente y hay nuevas llantas de 18 y 19 pulgadas.

En la zaga destaca por un spoiler sobre el techo, el enorme difusor trasero y una única salida de escape en posición central. También hay nuevos colores para la carrocería como el tono Tonic Orange que se aprecia en las imágenes. En el interior también hay espacio para detalles como los nuevos asientos y volante deportivos (con unas enormes levas para el cambio automático), tapicería de Alcántara o palanca de cambios y pedalier en aluminio. No falta el R.S. Monitor mejorado y con datos de telemetría de gran precisión

Renault Mégane R.S. 2018. Motor

Bajo el capó del Renault Mégane R.S. 2018 no hay sorpresas, contará con el motor de gasolina turboalimentado 1.8 TCe, el mismo que utiliza el Alpine A110. El cuatro cilindros ha recibido una puesta a punto y desarrolla 280 CV y 380 Nm de par. Aunque todavía no hay datos de sus prestaciones, ya adelantan que se podrá escoger con la caja de cambios manual de seis velocidades o con la transmisión automática EDC de doble embrague y también seis relaciones.

También estarán disponibles dos tipos de chasis, el Sport y el Cup, el segundo para los que busquen una mayor radicalidad en el modelo al incorporar autoblocante mecánico. Por primera vez el Mégane R.S. se beneficia del 4Control, el sistema de cuatro ruedas directrices que ya vimos en el Mégane GT. Tampoco faltarán los modos de conducción del sistema Multi-Sense, que permitirán elegir entre Comfort, Normal, Sport, Race y Perso.

Las reservas arrancan en diciembre y las primeras unidades llegarán en 2018. El año que viene también tendremos que estar atentos a este Renault Mégane R.S. porque ya adelantan la llegada de una variante Trophy que será la más radical. Aumentará su potencia hasta los 300 CV y 400 Nm al tiempo que incluye todas las bondades del chasis Cup con llantas de 19 pulgadas y frenos firmados por Brembo.

Fuente – Renault

Galería de fotos:

Ver galeria (68 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta