Logo de Noticias Coches
FILE PHOTO: The logos of car manufacturers Nissan and Renault are pictured at a dealership Kyiv
Luis Blázquez

Nissan podría emanciparse de Renault, o al menos parcialmente

Renault está considerando vender parte de su participación en Nissan, una medida que podría recaudar miles de millones en efectivo para financiar el cambio a vehículos eléctricos y aliviar las tensiones de larga data con su socio de alianza. De acuerdo con personas familiarizadas con el asunto, la propia Nissan podría comprar algunas de sus acciones, mientras que Renault haría lo propio buscando otros interesados de ese 43 % de participación.

De hecho, las acciones de Nissan han caído un 4 % en las primeras operaciones del lunes 25 de abril tras el anuncio del grupo francés. La entidad del rombo ha estado avanzando con planes para dividir sus negocios de creación de vehículos eléctricos y de combustión en un intento de atrapar a rivales como Tesla y Volkswagen. De hecho, esto último ya está casi confirmado, algo que incluye también una posible cotización pública en la segunda mitad de 2023; los portavoces se han negado a comentar.

La alianza, que cuenta con más de dos décadas a sus espaldas e integró a Mitsubishi Motors en 2016, se vio sacudida por la salida en 2018 del fundador de dicha asociación, Carlos Ghosn, en medio de un escándalo financiero. Desde entonces, estos fabricantes se han comprometido a fortalecer sus lazos reuniendo más recursos. En enero afirmaron que trabajarían más codo con codo para fabricar coches eléctricos, con un plan de inversión de casi 20 mil millones de euros para los próximos cinco años.

Sin embargo, su relación desigual ha sido por mucho tiempo una fuente de fricción en Japón. Renault posee el 43,4 % de Nissan, que a su vez tiene una participación sin derecho a voto del 15 % en su accionista. Renault rescató a Nissan hace dos décadas, pero ahora se ha convertido en un fabricante más pequeño motivado por sus bajas ventas en comparación. Por eso, Nissan podría estar dispuesta a comprar parte de los 1.830 millones de acciones que posee Renault.

Al reducir una participación por valor de 983.500 millones de yenes (7.100 millones de euros), Renault caminaría por una línea muy fina: intentar reequilibrar una alianza de 23 años sin que se desmorone. Una estructura de participación cruzada desequilibrada (como decíamos, Nissan posee solo el 15 % de Renault y carece de derecho a voto) ha sido un punto doloroso para las facciones de los ejecutivos de Nissan desde hace años. Este movimiento ayudaría a restaurar en cierta medida la independencia de Nissan.

Sí, esta medida podría crear oportunidades para que tanto la firma japonesa como su socio francés se valgan por sí mismos, aunque no está claro qué podría ser de Mitsubishi durante esta venta. ¿Quizás veamos plataformas compartidas como parte del trato? En principio, los próximos modelos de la firma de los tres diamantes serán productos conjuntos de Nissan y de Renault, como parte de la alianza que ahora se tambalea más que nunca.

Fuente: Bloomberg

  • Industria
  • Nissan
  • Renault