La crisis que la industria de las cuatro ruedas atraviesa en sus mercados mas tradicionales, ha obligado a las grandes compañías automotrices a salir al exterior, en busca de nuevos lugares más prósperos para la comercialización de vehículos. La India, una de los economías emergentes más importantes del planeta y sobre todo China, que continua con su aperturismo al sistema capitalista son las países más cotizados por las grandes marcas.

En abril de 2011, Seat, la compañía oriunda de España, propiedad de Volkswagen, hacía su desembarco en el gigante asiático con la presentación de Xiyate, la imagen de marca que utilizará en aquél país. Meses después, Seat, continua con su plan de desembargo en el país a través de la inauguración esta misma semana de ocho concesionarios localizados en diferentes puntos estratégicos del país y donde ya se puede adquirir el Seat León FR y Cupra.

En verano, será el turno del nuevo Seat Ibiza y más tarde, el próximo año, del Seat Alhambra. Los primeros concesionarios de la firma han sido inaugurados en Changsha, Chengdu, Chongqing, Nanjing, Shenzhen, Suzhou, Wuhan y Zhengzhou, todas ellas con una población de entre cinco y diez millones de habitantes, un tejido industrial en rápido crecimiento y un nivel de ingresos superior a la media del país.

Para finales de este año, los responsables de la marca tiene prevista la apertura de otros siete concesionarios en Guangzhou, Hangzhou, Nanning, Xi’an y Xiamen, Pekín y Shangai. Algunos de los grandes nombres de Seat han estado presentes en la inauguración, entre ellos, Paul Servin, vicepresidente de Ventas y Marketing, quien ha celebrado el acontecimiento con una frase muy significativa: “Ya estamos aquí”.

Servin ha entregado una matrícula en la que estaba serigrafiado el lema “Enjoyneering”, nuevo eslogan de la firma, a un joven de 25 años, que ha sido el primero en adquirir un Seat León.

Vía: La Vanguardia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta