La semana pasada conocimos en el SEMA Show celebrado en Las Vegas la última creación de Shelby para los amantes de los circuitos que llegará al mercado el próximo año. El Shelby 1000 es una bestia diseñada en base al Ford Mustang GT que cuenta con 1.000 CV de potencia y de la que solo se fabricarán 50 unidades.

La compañía ha diseñado esta preparación basada en el Ford Mustang de 2018 pero estará disponible para cualquier Mustang moderno con motor V8 posterior a 2015. El Shelby 1000 llegará al mercado con un precio de alrededor de 300.000 euros: 160.000 del kit Shelby más el Mustang base (unos 146.000 euros).

Shelby ha decidido reemplazar el motor de serie por un V8 de 5.2 litros sobrealimentado por compresor que va acompañado por una nueva transmisión manual de recorridos cortos. Además, el modelo cuenta con un sistema de inyección de alto rendimiento, culatas del GT350, frenos Brembo de grandes dimensiones y una nueva suspensión ajustable.

Estéticamente, el modelo cuenta con un nuevo frontal y difusor trasero, chasis reforzado  y escapes renovados. Las llantas específicas de Shelby de 20 pulgadas montan unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S en dimensiones 305/30 ZR20 y 345/30 ZR20.

En su interior, que carece de asientos traseros, se puede ver el logotipo de Shelby iluminado en los umbrales de las puertas, tapicería de cuero, jaula antivuelco y unas alfombrillas específicas.

El presidente de Shelby American, Gary Patterson, dejó claro que la marca tiene como objetivo mejorar su rendimiento tanto en carreteras como en el circuito. “Hemos sustituido todos los componentes principales para crear el arma de circuito definitiva” concluyó Patterson.

Fuente – Shelby

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta