Los vehículos eléctricos tienen muchas cualidades que les diferencian de los modelos de combustión. Una de ellas es la ausencia total de ruido, algo que puede ser beneficioso para muchos pero que también tiene desventajas. Y es que, durante la circulación, ese silencio puede hacer que el coche pase desapercibido para el peatón, pudiendo causar algún accidente. Esto fue detectado por las autoridades y se obligará a que todos estos modelos tengan un sonido para advertir de su presencia.

Mientras que BMW ya ha contratado al mismísimo Hans Zimmer para desarrollar el sonido de sus próximos eléctricos, ya hay otros que lo están implementando en la vida real. Es el caso de Tesla, que no ha hecho anuncios de gran calado pero que ya tiene modelos con este sistema rodando por ahí. En Estados Unidos se ha podido ver como un par de unidades de Tesla Model 3 emiten un sonido muy peculiar cuando están en marcha y hay un peatón cerca.


El Tesla Model 3 que sale en este breve vídeo lleva instalados altavoces bajo la carrocería para alertar a los peatones de su llegada. En ese caso, el sonido puede recordar al de una nave espacial, con un aullido muy reconocible. Parece que esa será la pieza que suena cuando el vehículo se mueva hacia atrás, pero habrá otra disponible. Porque Tesla ha dicho que tendrá dos sonidos diferentes, uno para la circulación convencional a bajas velocidades y otro para la marcha atrás.

Este sistema está instalado en todos los Tesla Model 3 fabricados a partir del 1 de septiembre, siendo el primer modelo en introducirlo. Posteriormente es de esperar que se extienda al resto de modelos de la gama. Esta medida será obligatoria en Europa a partir de 2021, por lo que todos los fabricantes irán adoptando sistemas similares. Como se ha dado bastante libertad a la hora de su desarrollo es posible que veamos como las calles del mañana se van convirtiendo en un concierto de peculiares sinfonías que surgen de los eléctricos.

Fuente: Teslarati

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta