El del Subaru WRX STI era un final anunciado. El deportivo de la marca japonesa se dejaría de producir después de 25 magníficos años en el mercado. Se trata de un ejemplar que ha tenido el honor y la responsabilidad de ser el máximo representarte de Subaru, un modelo con genes de competición en sus venas que siempre se ha ganado el respeto de todos. Ahora se hace efectiva su despedida con el Subaru WRX STI Final Edition.

Lo cierto es que ya habíamos oído hablar de ediciones finales en otros países, pero en este caso se centra en el mercado español. Para nuestro país se han destinado ocho unidades de este WRX STI Final Edition, seis de ellas en el color azul WR Blue Pearl y las dos restantes en negro Crystal Black Silica. La primera nos parece la configuración ideal, más si sumamos las llantas doradas de 19 pulgadas que son exclusivas para esta versión y que cuentan con pinzas de freno Brembo en plateado.

Aunque desde hace tiempo el Subaru WRX STI se podía configurar sin alerón trasero, para la edición de despedida aparece ese componente aerodinámico en su máximo esplendor. También otros detalles como el ribete rojo de la parrilla o los embellecedores cromados por encima de las cuatro salidas de escape. Una estética realmente racing que nos recuerda a aquellos maravillosos años en competición, todavía con la denominación Impreza.

En el interior de los ocho ejemplares se ha puesto una placa conmemorativa de la edición y en el llavero también va el número de serie de la unidad. En el habitáculo de los Subaru WRX STI Final Edition hay elementos deportivos como los asientos tipo bucket o el volante con las siglas STI. Precisamente el volante va forrado en Alcántara negro con costuras en rojo, un color que también aparece en el pomo de la palanca de cambios o en las alfombrillas exclusivas.

Serán los últimos en llevar el maravilloso motor bóxer turbo de 2.5 litros, que en esta versión alcanza los 300 CV de potencia. Solamente podía ir ligado a una caja de cambios manual y a la tracción total Symmetrical AWD de la marca. Aunque ya no solo se trata de sus prestaciones, sino también del balance entre potencia y control. Eso se consigue con sistemas como los diferenciales autoblocantes o el control activo de par.

El precio de cada uno de los ocho ejemplares del Subaru WRX STI Final Edition asciende hasta los 57.500 euros. De lo que no cabe duda es de que estamos ante una edición muy exclusiva, auténticas joyas que harán las delicias de los coleccionistas.

Fuente: Subaru

Galería de fotos:

Ver galeria (48 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta