Toyota y Honda han unido fuerzas para crear un sistema de generación de energía móvil destinado a situaciones de emergencia. Dicho sistema consiste en un gran autobús con una pila de combustible como corazón capaz de transportar una gran cantidad de hidrógeno, dispositivos portátiles de salida de energía y, por supuesto, baterías. Bautizado como “Moving e”, puede suministrar electricidad en cualquier momento y en cualquier lugar, algo que resulta más que útil cuando se daña la red eléctrica.

El sistema Moving e consta del propio autobús alimentado por pila de combustible, suministrado por Toyota, el dispositivo de expulsión de energía externo y portátil Power Exporter 9000 de Honda, dos tipos de baterías portátiles (las unidades LiB-AID E500 y Honda Mobile Power Pack) y el dispositivo de carga y suministro de la unidad de alimentación (Honda Mobile Power Pack Charge & Supply Concept), ambas también cortesía de los de la firma tokiota. Vamos, un generador eléctrico con forma de autobús, pero que no contamina para proporcionarla.

El Moving e puede utilizarse para aportar suministro eléctrico a hogares, centros de evacuación o actuar en sí mismo como un centro de socorro en casos de desastre con su propio alojamiento a bordo. Naturalmente, la nueva máquina de Toyota y Honda debe llevarse al lugar del desastre real para brindar asistencia. Si se requiere energía en zonas más difíciles de llegar, como en la alta montaña o en caminos rurales, se pueden desplegar los paquetes de baterías portátiles que hay dentro, así como traerlos de regreso para recargarlos una vez que se agoten.

En cuanto al autobús en sí, se desarrolló sobre la base de la versión anterior del Toyota FC [Fuel Cell] Bus. Además, viene con el doble de depósitos de hidrógeno de alta presión, capaces de generar hasta 454 kWh con una potencia máxima de 18 kW (24,5 CV). La solución ha sido diseñada para funcionar dentro de un radio de 100 kilómetros de una estación de repostaje de hidrógeno y, en este escenario, puede generar un suministro eléctrico de, aproximadamente, 240 kWh, manteniendo la misma potencia de 18 kW en todo momento.

“Las dos empresas verificarán la efectividad del sistema de generación y salida de energía móvil del Moving e como un sistema sin fases a través de su uso por parte de municipios y empresas que cumplan las condiciones necesarias y estén dispuestos a cooperar con las pruebas”, explica Toyota en el comunicado, donde no se especifica si llegará a los distintos mercados del globo. “Solo estamos anunciando el inicio de una prueba de demostración, y no hay nada que podamos revelar sobre la comercialización en este momento”, destacó la firma de Aichi.

El autobús también fue diseñado para servir no solo como un medio de transporte capaz de proporcionar energía, sino como un lugar para que la gente descanse en tiempos de desastre. Además de las operaciones de socorro, las dos empresas japonesas también pueden contemplar el uso del sistema de suministro de energía móvil para escenarios típicos, como actividades o eventos independientes de la red. El Moving e se probará a partir de septiembre y, con este proyecto, Toyota y Honda se mueven en un campo que rara vez se aborda.

Fuente: Toyota

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta