Las alianzas entre fabricantes de coches están a la orden del día. Más cuando se trata de desarrollar tecnologías con vistas a futuro como sistemas de propulsión eléctricos o la conducción autónoma. Si hace poco hablamos del acuerdo entre BMW y Jaguar Land Rover ahora nos toca hacerlo de otra unión en un punto más oriental del globo. Hablamos de Toyota y Subaru, que anuncian una nueva colaboración al estilo de la que tuvieron con los GT 86 y BRZ pero en otro campo bien diferente.

Ambas marcas japonesas ahora quieren desarrollar una plataforma para coches eléctricos puros. Se trataría de una construcción que podría dar cabida a varios turismos de tamaño medio y grande. La punta de lanza será un SUV compacto que harán de forma combinada y que cada uno venderá bajo su marca. La relación entre Toyota y Subaru comenzaba en 2005 y llegaba a su máximo apogeo con los coupé deportivos en 2012, aunque a partir de ahora alcanzará una nueva dimensión.

Hay que destacar que Toyota ya había llegado a acuerdos anteriormente con Mazda y con Denso para seguir avanzando en materia de eléctricos. Todo por llegar a ese coche objetivo de cara al futuro que los fabricantes han bautizado como ACES (autónomo, conectado, eléctrico y compartido). Parece que el área donde más se avanza actualmente es la de los coches eléctricos y el motivo no es otro que las fuertes restricciones que han ido adoptando la mayoría de países y regiones.

Así que en la unión de las japonesas parece que Toyota aportará la parte de la electrificación, en la que ya tiene bastante experiencia. Mientras tanto, Subaru sumará la tracción a las cuatro ruedas, pues su tecnología es una de las más reputadas a nivel mundial. Las dos empresas también mencionan la necesidad de convertir su modelo de negocio para poder superar con solvencia algunos retos que les vienen en términos de costes, suministro y modos de venta.

Fuente: Toyota

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta