Los fabricantes de automóviles actualmente están buscando desarrollarse al máximo en ámbitos que serán claves en el futuro. Y parece que está bastante claro que la electrificación será un factor clave en la próxima década, por eso vemos como las marcas van uniendo sus fuerzas buscando un avance más rápido y sostenible. Es el caso de BMW y Jaguar Land Rover, que anuncian una colaboración para el desarrollo de este tipo de sistemas de propulsión.

Los alemanes y los británicos se alían para hacer juntos los motores eléctricos de próxima generación con el objetivo de que sean más accesibles para sus clientes. Ambas marcas compartirán conocimiento y recursos para seguir avanzando hacia lo que ellos llaman ACES, que es la transición hacia un vehículo autónomo, conectado, eléctrico y compartido (de “shared”). Tanto BMW como Jaguar Land Rover han estado bastante activas en el desarrollo de tecnologías durante los últimos años.

En el caso de la marca alemana, ya lanzaban el BMW i3 allá por 2013 convirtiéndose en unos pioneros en este campo (como ya pudimos comprobar de primera mano). Este modelo sigue presente tras una renovación y espera a que se sumen a la gama otros eléctricos como el BMW iX3, el BMW i4 o el BMW iNext. También son duchos en materia de híbridos enchufables, con versiones para casi todos sus modelos y algunas más que están por llegar.

Con esa quinta generación de la tecnología eléctrica de BMW eDrive que llevarán los próximos eléctricos alemanes servirá de partida para esta colaboración con Jaguar Land Rover. Los británicos han empezado fuerte con el lanzamiento del Jaguar I-Pace, su primer eléctrico que ha sido galardonado doblemente con el premio al coche del año en Europa y a nivel mundial. Un equipo de ingenieros de ambas marcas trabajarán codo con codo en Munich para desarrollar esos motores eléctricos que cada uno fabricará posteriormente en sus propias instalaciones.

Fuente: BMW / Jaguar Land Rover

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta