Porsche lleva muchos años con una alta participación en distintas competiciones. Aunque sea más habitual ver a sus deportivos rodando en circuito, lo cierto es que también ha participado en pruebas tan exigentes como el Rally París-Dakar. Si echamos la vista atrás, el Porsche 959 es el modelo por excelencia de la década de los 80. Nació para conseguir la homologación para el Grupo B, una categoría que precisamente desapareció en 1986 después de una serie de accidentes graves.

De esta forma, Porsche se encontraba con un coche de competición que no tenía hueco en el panorama de la época. Por lo tanto salió adelante el proyecto del Porsche 959 París-Dakar, inscribiendo al deportivo en la famosa y dura prueba. Solamente se hicieron seis unidades con una preparación muy concreta y aprovechando algunos componentes del Grupo B. Eran fácilmente reconocibles por la suspensión elevada y por la mítica librea de Rothmans.

En 1985 hubo tres de estos 959 luchando en el París-Dakar. Montaban mecánicas bóxer de seis cilindros y 3.2 litros diferente al del modelo de serie, que era heredado del 911. Esta unidad con el dorsal 186 fue pilotada por René Metge y no consiguió terminar la prueba ese año. El piloto francés consiguió ganar el París-Dakar en 1986 con otra unidad del Porsche 959. También competiría en las 24 Horas de Le Mans (venciendo en su categoría) con el Porsche 961, que estaba basado en el 959.

Ahora sale a subasta una de las seis unidades que se hicieron del Porsche 959 París-Dakar. RM Sotheby’s sacará a la venta en octubre a este ejemplar de 1985 como parte de la celebración del 70 aniversario de la marca. Un modelo con este pedigrí y exclusividad se espera que alcance un precio de entre 3 y 3,4 millones de dólares (entre 2,55 y 2,89 millones de euros). Nada mal, teniendo en cuenta de que será más del doble de lo que costaría un 959 de serie.

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta