Valladolid es, de nuevo, candidata para la construcción de otro coche eléctrico. Así lo admitió Jean Pierre Laurent, el presidente de Renault España: “existe una posibilidad de que la factoría de Valladolid fabrique un segundo modelo eléctrico”. Este modelo seria el Fluence, la nueva berlina de tres cuerpos y cuatro puertas de la marca francesa, que llegaría para sustituir a la versión sedán del Mégane.

La posibilidad daría alas a Valladolid, ya que la fabricación del Twizzy, el coche eléctrico que la filial española tiene adjudicado, va a asegurar el empleo de sólo 200 personas. Hasta ahora, la plataforma del Clio/Modus es la que da trabajo en la planta vallisoletana. El Twizzy será un vehículo ideal para las grandes urbes que pretende reemplazar, con mayor seguridad, a los vehículos de dos ruedas.

El presidente de Renault España, asegura que la concesión depende del éxito comercial de este modelo que se fabrica en Turquía. Si el modelo funciona, la fábrica turca se dedicaría a su fabricación y la de la version eléctrica se podría traer a Valladolid.

Gracias a los movimientos de Renault, este viernes se conoció un acuerdo con la compañía de alquiler Europcar para adquirir 500 unidades de los modelos Twizzy, Zoe y Fluence eléctricos. Se une a AVIS, otra empresa de alquiler, que ya firmó un acuerdo con Renault para ofrecer vehículos eléctricos a partir de 2011.

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta