Logo de Noticias Coches
Car interior with Self driving
Luis Blázquez

Un 60 % de conductores cree que los vehículos autónomos son una amenaza para la seguridad vial

Los vehículos autónomos son “una grave amenaza para la seguridad vial”. Así lo declara un nuevo estudio realizado en Reino Unido, revelando que el 60 % de los conductores creen que la creciente capacidad de estas máquinas para conducir por sí mismas no resulta lo más seguro. Asimismo, las mujeres conductoras (66 %) y los conductores mayores de 70 años (64 %) tenían preocupaciones aún mayores.

La empresa ejecutora del estudio, IAM RoadSmart, tiene como misión la de hacer mejores conductores y ciclistas para perfeccionar la seguridad vial, inspirar confianza y hacer que la conducción sea placenteras a través de una variedad de cursos para todos los usuarios de la vía en el país. De hecho, IAM RoadSmart es el nombre comercial con el que se conoce al compendio de las empresas operadas por la organización de seguridad vial más grande del Reino Unido, el Institute of Advanced Motorists (IAM), fundado en 2016.

Estos resultados no sorprenden, a pesar de la evidencia documentada de que la mayoría de los incidentes en la carretera, en realidad son causados ​​por errores humanos, lo que sugiere que otorgar un mayor control a los vehículos en el futuro podría reducir efectivamente el número de colisiones. Sin embargo, aunque la tecnología de vehículos automatizados podría tener el poder de mejorar la seguridad vial, esto solo sucederá si los nuevos sistemasse utilizan correctamente a través de un aprendizaje por nuestra parte, los conductores.

“La tecnología de vehículos autónomos y automatizados se está convirtiendo en una parte integral del automovilismo diario y, si bien tiene la capacidad de mejorar la seguridad vial, sus capacidades deben entenderse completamente para garantizar la no confianza en ellos”, declara Neil Greig, director de Políticas e Investigación de IAM RoadSmart. “La dependencia excesiva de estos sistemas y la falta de capacitación sobre cómo emplearlos podría tener un efecto negativo, con resultados preocupantes tanto para conductores como para peatones”.

Según las proyecciones del gobierno, el 40 % de las ventas de vehículos nuevos en el Reino Unido podrían tener capacidades de conducción autónoma en menos de 15 años, una cifra porcentual que se puede extrapolar a los países que conforman Europa. “A medida que un número cada vez mayor de sistemas de vehículos asume las tareas que solían realizar los conductores, IAM RoadSmart pide que se comprendan las funciones automatizadas que se incluirán en el examen de conducir del Reino Unido”, menciona Greig.

Mientras tanto, los defensores de un impulso hacia la tecnología de vehículos autónomos también destacan los beneficios financieros para la economía, posiblemente por un valor de varias decenas de miles de millones de euros para la próxima década junto con la creación de casi otros tantos miles puestos de trabajo. Pero aún existe preocupación en torno al alto coste de la investigación y el desarrollo de los vehículos autónomos, junto con los posibles fallos relacionados como problemas de seguridad de datos y dilemas morales varios.

“Nuestra investigación muestra con claridad que son muchos los conductores que aún no están convencidos de la seguridad de los vehículos autónomos. Mientras esperamos que los coches completamente autónomos reemplacen a los conductores humanos, la capacitación por parte de estos últimos será fundamental para garantizar que los vehículos cada vez más automatizados sean un activo en lugar de un inconveniente”, concluye Greig.

Fuente: IAM RoadSmart

  • coches autónomos
  • estudio