La apuesta que realizó la marca alemana en Detroit ha cristalizado en el Salón de Pekín. Nos referimos al Beetle E-Busgster, el vehículo eléctrico que muestra la clara intención de la marca alemana de diseñar vehículos propulsados por energía eléctrica.

El E-Bugster es un Beetle con un diseño exterior dinámico, del que prácticamente se podría decir que es un deportivo, mercedes a sus dimensiones: una altura inferior a 1,40 metros, un ancho de 1,83 y una longitud de 4,27, que ofrece unas atractivas proporciones que le confieren un aspecto muy agresivo, dicho sea de paso.

Este modelo con aires futuristas viene equipado con faros led, y entre las diferencias con el Beetle de serie podríamos señalar su parachoques completamente individualizado, en cuyos extremos se ubican cintas led para luz diurna en forma de C, lo que viene siendo ya una especie de seña de calidad entre los eléctricos de la marca de Wolfsburgo en Europa, no en vano las lleva también el e-Up!-.

Las ventanas son planas y el techo bajo. La silueta del E-Bugster se caracteriza por unos amplios pasos de rueda que incluyen llantas de 20″ y neumáticos 235/35 R 20.

En cuanto a su interior, monta asientos deportivos y un túnel central continuo del mismo color de la carrocería. El nexo de unión del exterior y el interiorpodemos verlo en el uso de aluminio en los tiradores de las puertas y en las guías del cinturón de seguridad, así como en el volante. Otra de las novedades interiores de este modelo es un elemento mediante el cual el conductor puede consultar la intensidad de recuperación de la energía de frenado.

El vehículo se pone en marcha mediante el botón Start/Stop, que además acciona un efecto luminoso que llena el coche, primero en un tono blanco y después azul, y desde el salpicadero se despliega una cortina luminosa y una línea de luz de sólo 1 mm de anchura en los reposabrazos de las puertas y alrededor de las salidas de aire, que pretende representar el despertar óptico del E-Bugster.

Hablando ahora de “rendimiento”, el Beetle E-Bugster combina la deportividad del Beetle con la propulsión eléctrica del motor de 85 kw, que late en el frontal y pesa 80 kg. Así, puede acelerar de 0 a 100 k/h en 10,8 segundos, con cero emisiones y proporciones muy atractivas. Se cree que el modelo de producción esté listo para finales de año.

La energía va almacenada en un batería de litio ión colocada bajo los asientos delanteros y tiene una densidad energética de 28,3 kWh y una autonomía de 180 kilómetros. Además, estas baterías se pueden cargar en tan solo 35 minutos en estaciones de carga. Y también se puede utilizar las tomas de corriente convencional.

Galería de imágenes del VW Beetle e-Bugster:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta