Ford y Volkswagen han confirmado que gastarán miles de millones de euros para desarrollar conjuntamente vehículos eléctricos con tecnología autónoma, lo que profundizará en una alianza global que ayudará a reducir los costos de desarrollo y fabricación. Al mismo tiempo, Volkswagen será la más beneficiada al colocarse más cerca del líder mundial: Toyota.

Qué tan pronto esas inversiones se pagarán por sí mismas es una pregunta abierta en la industria automotriz global. Los ejecutivos de Ford y de Volkswagen dijeron que con esta unión podrían ahorrar cientos de millones de euros a cada empresa. Pero los proyectos tardarían en desarrollarse. La última alianza entre Ford y Volkswagen sugiere que el fabricante alemán puede tener las papeletas más lucrativas, de momento.

Volkswagen acordó unirse a Ford en la causa y ha destinado 2,75 mil millones de euros a Argo AI, la compañía de plataformas de vehículos autónomos con una valoración de más de mil millones. Las estimaciones dictan que la casa de Wolfsburgo podría obtener hasta 20 mil millones de dólares (17.750 mil millones de euros) en ingresos al compartir su arquitectura de vehículos eléctricos (MEB) con Ford sobre terreno europeo.

Al trabajar en conjunto Ford y Volkswagen, el “sistema de auto-manejo” (SDS) de Argo AI es el primero con planes de despliegue comercial para Europa y EE. UU. Además, con el acceso a un alcance global de ambos fabricantes, “la plataforma de Argo AI tiene el mayor potencial de despliegue geográfico de cualquier tecnología de conducción autónoma hasta la fecha”. Ambas marcas integrarán el sistema de forma independiente.

Las dos partes aún están discutiendo acuerdos adicionales, incluida una extensión del acuerdo para compartir dicha arquitectura a otros vehículos de la firma del óvalo azul. Ford y Volkswagen ya han comenzado a cooperar en el área de vehículos comerciales y pick-ups ligeras como parte de un acuerdo donde las futuras ventas tendrán que hacer frente a unas regulaciones más estrictas y mercados fragmentados.

“Nuestra alianza global está comenzando a demostrar una promesa aún mayor, y seguimos observando otras áreas en las que podríamos colaborar”, dijo la pasada semana Hermbert Diess, director ejecutivo de Volkwagen. Ford espera construir más de 600.000 vehículos eléctricos en Europa durante los próximos seis años, obteniendo las bases y componentes que emplearán los próximos eléctricos de Volkswagen, y ayudando a ambos a reducir costos.

El presidente de Ford Automotive, Joe Hinrichs, dijo que tomaría cuatro años diseñar su coche eléctrico en torno a la arquitectura MEB de Volkswagen y remodelar una planta de Ford Europa para construir el susodicho. Por su parte, en Alemania ya se han comprometido 6,2 mil millones de euros para su plataforma MEB, que se espera que sustente a 15 millones de vehículos en todo el mundo durante la próxima década.

La nueva alianza Ford-Volkswagn no implica propiedad cruzada entre las dos compañías. El óvalo azzul creó Ford Autonomous Vehicles LLC en 2018, prometiendo una inversión de 3,5 mil millones hasta 2023, y ha buscado inversionistas externos para ayudar a compartir el creciente costo del desarrollo de vehículos autónomos. Volkswagen contribuirá con su compañía Autonomous Intelligent Driving (AID) a Argo, que aumentará los empleados de la unidad autónoma de 500 a 700.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta