El lanzamiento de la octava generación del Volkswagen Golf ha derivado en algunos cambios importantes para el popular compacto. Aunque a nivel estético la evolución era bastante continuista, en el interior había bastante revolución y su equipamiento se completaba con elementos interesantes. La gama mecánica también es novedosa, con opciones prácticamente en todos los combustibles. Además, ahora hay dos Volkswagen Golf híbridos enchufables en vez de uno.

En la anterior generación el único representante entre los PHEV era el Volkswagen GTE, un ejemplar que tuvimos la oportunidad de probar en su momento. Pero en los tiempos que corren la electrificación cobra mayor importancia y la marca alemana ha apostado por duplicar la oferta en esta categoría, además de introducir tres versiones microhíbridas (MHEV) del Golf. Y volviendo a los enchufables, a partir de ahora se pueden escoger tanto el eHybrid como el GTE.

En ambos ejemplares se empleará el mismo esquema de sistema de propulsión. Es una evolución del que se utilizaba hasta ahora, con la unión del bloque de gasolina 1.4 TSI y un motor eléctrico. Estos modelos van ligados a la transmisión automática DSG de seis velocidades en vez de con la de siete que usan el resto. La batería llega hasta los 13 kWh de capacidad, casi el doble que lo que lograba la anterior (8,8 kWh) por lo que se espera que su autonomía ronde los 60 kilómetros (no es oficial).

Y si hablamos de las diferencias que habrá entre ambos híbridos enchufables tenemos que mencionar la potencia y las prestaciones. El Volkswagen Golf eHybrid busca la eficiencia y por eso desarrolla 204 CV, una cifra nada desdeñable que es lo que tenía el anterior GTE. Por otro lado, el nuevo Volkswagen Golf GTE ofrecerá una deportividad destacada gracias a sus 245 CV de potencia. Todavía nos queda por conocer el resto de detalles de sus fichas técnicas.

En el caso del Golf GTE, cuenta con un acabado propio dentro de las distintas líneas de equipamiento que ofrece el compacto. Se distingue del resto de versiones en el exterior por su lámina luminosa surcando la parrilla, por las llantas de 17 pulgadas específicas y pinzas de freno en rojo, por el spoiler de techo o por el difusor diferenciado. En el interior cuenta con asientos deportivos, tapicería exclusiva, pedales de acero o iluminación ambiental con 30 colores.

Fuente: Volkswagen
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta