El Volkswagen Golf R es uno de los compactos deportivos por excelencia. Hace unos días nos llegó la noticia de que tendría que perder algo de potencia para adecuarse a la nueva normativa de homologación WLTP. Sin embargo, eso parece que no va a frenar a este modelo, del que ahora sale una edición limitada de lo más interesante. Se trata del Volkswagen Golf R Unlimited, que ya está disponible para los clientes que estuvieran interesados.

Solamente se producirán 50 unidades de este ejemplar y para adquirirlas se tendrá que seguir un proceso único. Solo se puede comprar a través de la web 50golfr.com, donde se dará incluso la posibilidad de elegir el número del 1 al 50 que el usuario prefiera y que estará en la placa identificativa. El coche viene acompañado por un certificado de “Edición Limitada” y otros detalles exclusivos, como un curso de conducción Volkswagen Driving Experience en el circuito de Montmeló.

El Volkswagen Golf R Unlimited será fácilmente distinguible de otros Golf R gracias a su acabado exterior en vinilo gris grafito metalizado mate. En color negro, haciendo contraste, van otros elementos como las llantas de 19 pulgadas Pretoria Black, el spoiler sobre el techo y los detalles en los paragolpes. En la zaga también se aprecia el escape deportivo Akrapovic de titanio, uno de los equipamientos que mejorarán su comportamiento dinámico junto al tren de rodaje adaptativo DCC y al paquete performance, con frenos deportivos y el deslimitador electrónico de la velocidad máxima.

En el interior de este Golf R Unlimited se apreciarán detalles como el techo solar panorámico, las molduras en los umbrales de las puertas en aluminio cepillado y otras tecnologías como la cámara de visión trasera “Rear View”, cierre y arranque sin llave “Keyless-Access” y sistema de sonido “Dynaudio Excite”. El precio de esta edición limitada en nuestro país será de 53.900 euros, dejando claro que no es apta para todos los bolsillos.

Fuente: Volkswagen

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta