El lanzamiento del Volkswagen ID.3 en el Salón de Frankfurt ha supuesto un punto de inflexión para la marca alemana. Con su eléctrico de nueva generación (con la plataforma MEB), el que pretende democratizar este tipo de vehículos, han llegado otras novedades llamativas. Porque también se ha actualizado el logotipo de Volkswagen, otro signo inequívoco de que quieren empezar una nueva era. El cambio total de imagen finalizará a principios del año que viene.

Lo que pretende hacer Volkswagen es una campaña de rebranding total, dejando atrás su antigua imagen y apostando por una visión más moderna y auténtica. Lo primero ha sido simplificar el logo, que ahora se limita a dos dimensiones y a sus elementos más esenciales. De esta forma se consigue una mejor legibilidad y también que pueda ser empleado con mayor facilidad en el mundo digital por el que tanto están apostando en la actualidad.

Si el logotipo de la marca siempre ocupaba un lugar privilegiado en sus modelos (normalmente la parrilla o capó y el centro del portón), ahora podrá cobrar más protagonismo aún. Como ya hemos podido ver en el Volkswagen ID.3, el emblema va iluminado y ligado a las ópticas, de modo que no pueda pasar desapercibido ni cuando cae la noche. Esto de tener el logo iluminado también se extenderá a los concesionarios y a las plantas de producción.

El logotipo bidimensional también añade un nuevo tono de azul (antes se limitaba al azul y al blanco), por lo que aparecen nuevas posibles combinaciones para su uso. Incluso ya se trabaja en tendrá un logo acústico, algo que sucede por primera vez y que permitirá a la marca tener un sonido distintivo. Estos cambios han sido realizados a nivel interno, por un equipo conjunto de Diseño y Marketing, y se está implementando en tiempo récord. El logo ya luce en la torre de la sede de Wolfsburgo y en el frontal del ID.3, pero a mediados de 2020 ya lo estaremos viendo en todos los sitios.

Fuente: Volkswagen

Galeria de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta