El Volkswagen Polo casi consigue la cuadratura del círculo, esto es, es uno de esos coches que parece que llevan toda la vida con nosotros (la mía en concreto y la de muchos más, claro, pues su nacimiento se remonta a nada menos que 1975).

Ahora sabemos que llegará a los mercados a finales de 2012 una nueva versión del segmento B de este modelo, en concreto el Polo Blue GT, una conjunción de deportividad y sostenibilidad tanto económica como medioambiental, con un consumo realmente contenido de 4,6 litros a los 100 kilómetros en su versión manual de seis marchas y hasta un decilitro menos (4,5) con transmisión automática DSG de siete velocidades. Se convierte en el menos “bebedor” no solo de la gama Polo, sino de los vehículos con potencia y tamaño similares en todo el mercado español.

Mezcla algunos detalles del Polo Bluemotion con otros del deportivo Polo GTI: Lleva llantas de 17 pulgadas, carrocería rebajada 15 mm, alerón trasero, faros antiniebla, luces de conducción diurna y algunos otros elementos de la carrocería específicos combinados con el logo “Blue GT”. En el interior nos encontramos con un ambiente deportivo tanto por las tonalidades como por el diseño del volante

Sus prestaciones son de 210 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 7,6 segundos de 0 a 100 km/h. Cabalga sobre 140 CV de potencia y sus 200 Nm de par motor entre 1.500 y 6.000 rpm. Esto es gracias a un nuevo propulsor, el 1.4 TSI de inyección directa, un cuatro cilindros que, por primera vez, ofrece un sistema de desconexión selectiva de cilindros (ACT) o, lo que es lo mismo, que en condiciones de baja exigencia de esfuerzo por parte del acelerador o de las condiciones del piso, se desconectan automáticamente dos de los cuatro cilindros (el segundo y el tercero), con lo que ello supone en ahorro ambiental y energético.

El sistema arriba mencionado entra en funcionamiento circulando en una horquilla de entre 1.250 y 4.000 rpm, terreno en el que vive la aguja del cuentarrevoluciones la mayor parte de su vida. En este modo de “media jornada” del motor, el consumo se reduce en 0,4 litros cada 100 kilómetros, según datos proporcionados por Volkswagen, que también declaran que dicho ahorro puede suponer hasta un litro cada centenar de kilómetros (eso sí, rodando a la irreal media de 50 km/h).

En la pantalla informativa del cuadro de mandos podremos comprobar en todo momento si circulamos con dos o con cuatro cilindros activos, pues su activación o desactivación se realiza en milisegundos, sin percepción alguna para los sentidos humanos.

Galería de imágenes del Volkswagen Polo Blue GT:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta