A medida que avanza este mes de septiembre, que tan duro resulta para todos después del periodo vacacional, las diferentes marcas van “sacando” de los cajones todo aquello que habían guardado celosamente para presentarlo en la inminente edición del Salón del Automóvil de París que, como casi todos sabéis, abrirá sus puertas el próximo día 29.

Atractivas formas para el compacto de la firma sueca
Atractivas formas para el compacto de la firma sueca

La marca con sede en Göteborg presenta para su producto estrella una terminación muy del gusto de todos aquellos a los que les encanta que “se note” que no llevan un modelo normal. No se trata de una versión especial sino de un nivel de equipamiento adicional que puede ser montado en todos los V40 (a cuya presentación nacional asistimos en el pasado Salón del Automóvil de Madrid).

Está compuesto por la consabida “receta” que todos esperamos, es decir, paragolpes delanteros y traseros específicos con formas que transmiten un mayor dinamismo, una parrilla delantera rediseñada en la que se aprecia el logo “R-Design”, un bonito difusor posterior con doble salida de escape o un alerón situado en la parte superior del portón del maletero. Evidentemente se ha de acompañar de nuevas llantas con modelos de 17 ó 18 pulgadas de diámetro.

Otro aspecto que muchas marcas cuidan especialmente es el de presentar este tipo de versiones en colores lo suficientemente llamativos como para ser el centro de todas las miradas. En este caso, como podéis apreciar en las fotografías, se ha elegido uno denominado Rebel Blue, pero tranquilos, que se puede optar por otras seis tonalidades adicionales.

Difusor trasero y escapes también son específicos
Difusor trasero y escapes también son específicos

El equipamiento R-Design no solo hace acto de presencia en el exterior, sino que los ocupantes del modelo sueco también se beneficiarán de él. A mí me han gustado especialmente (al menos en las fotografías del dossier de prensa) los asientos, realizados en una preciosa combinación de Nobuk y cuero perforado, y en los que destaca el logotipo de esta versión bordado en los respaldos.

Asimismo el volante, la palanca de cambios, la palanca del freno de mano o los pedales son específicos de este equipamiento, al igual que el tratamiento que recibe parte del salpicadero, consola central o guarnecidos de puertas.

Por tanto las motorizaciones son las mismas ya conocidas hasta ahora en los Volvo V40 y que comprenden diversas versiones gasolina y diesel.

Entre las primeras tenemos: el T3, un 4 cilindros de 1.596 c.c. que entrega 150CV a 5.700 rpm y un par máximo de 240 Nm entre 1.600 y 4.000 rpm; el T4, un 4 cilindros de 1.596 c.c. que en esta ocasión ofrece 180 CV a 5.700 rpm y un par máximo de 240 Nm entre 1.600 y 5.000 rpm; el T4 de 5 cilindros y 1.984 c.c. con 180 CV a 5.000 rpm y el par máximo asciende a 300 Nm entre 2.700 y 4.000 rpm; el T5 de 5 cilindros y 1.984 c.c. con una potencia de 213 CV a 6.000 rpm  y un par de 300 Nm entre 2.700 y 5.000 rpm y, por último, el T5 de 5 cilindros y 2.497 c.c. que entrega 254 CV a 5.400 rpm y un par máximo de 360 Nm entre 1.800 y 4.200 rpm. Las emisiones de CO2 oscilan entre los 94 y los 136 gr/km.

El interior también recibe una personalización acorde
El interior también recibe una personalización acorde

Si hablamos de las mecánicas movidas por gasóleo se ofrecen tres posibilidades: D2, un 4 cilindros de 1.560 c.c. que entrega 115 CV a 3.600 rpm y un par máximo de 270 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm; el D3, un 5 cilindros y 1.984 c.c. con 150 CV de potencia a 3.500 rpm y un par de 350 Nm entre 1.500 y 2.750 rpm y, finalmente, el D4, un 5 cilindros y 1.984 c.c, con una potencia de 177 CV a 3.500 rpm y un par máximo de 400 Nm entre 1.750 y 2.750 rpm. Las emisiones de CO2 varían entre los 125 y los 185 gr/km.

A nivel chasis también es posible mejorar la versión estándar (denominada Dynamic) por una más deportiva. Esta nueva configuración que recibe el nombre de Sport se caracteriza por una reducción de altura de 10 mm, rebajando el centro de gravedad, y por la incorporación de conjuntos de muelle y amortiguador más rígidos, lo que redunda en un mejor “feeling” con el vehículo y permite abordar las curvas más limpiamente y con menos reacciones parásitas.

Los precios aún no han sido facilitados ni las fechas en que estará disponible este equipamiento pero, mientras tanto, os incluimos un vídeo de este Volvo V40 R-Design y su correspondiente galería de fotos:

Galería de imágenes:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta