Logo de Noticias Coches
lexus-nx-450h-prueba-contacto-107.9
Prueba
Mario Nogales

Lexus NX 450h+, prueba contacto con el primer híbrido enchufable

Si hay un modelo que haya dado alas a Lexus, probablemente ese sea el NX. Se trata del SUV medio de la marca japonesa. Con el que consiguió alcanzar un volumen de ventas considerable después de que ya ganase presencia con el lujoso Lexus RX. Ahora que la gama SUV se ha completado por abajo con el Lexus UX lo cierto es que era el momento de introducir mejoras que insuflasen savia nueva en su modelo mediano. Por eso nos hemos puesto al volante del actualizado Lexus NX 450h+, que ya acepta reservas y que llegará a nuestro mercado a principios de 2022.

Se trata de una nueva generación que se muestra más interesante por varios aspectos. No solo se limita a los cambios estéticos (que son ligeros), ni a la adición de tecnología; sino que estrena una gama mecánica totalmente renovada. El devenir de Lexus depende en gran medida de los sistemas de propulsión híbridos y, en la gama del NX, tenemos dos. Se mantiene el 350h, un híbrido convencional con etiqueta ECO, pero también se suma un 450h+ híbrido enchufable (que es el que hemos probado más a fondo) para beneficiarse de la etiqueta CERO.

Exterior

El exterior del Lexus NX es su parte más reconocible. Desde hace años, la firma nipona nos acostumbra a diseños dinámicos y llamativos, muy reconocibles desde todos los ángulos. En esta renovación se mantienen las líneas principales, con un frontal en el que sobresale una parrilla de grandes dimensiones. Adopta una disposición más vertical para favorecer la refrigeración y tiene varios entramados como el deportivo de los F-Sport. Los faros también se renuevan y estilizan ligeramente para para la integrar las luces diurnas, siempre con la tecnología LED por bandera.

Desde el lateral también se aprecian algunas modificaciones destacadas. Los pasos de rueda ahora son más abultados, suficiente para acoger llantas que van desde las 18 hasta las 20 pulgadas. Todos los bajos van en plástico negro para acentuar su personalidad de crossover. Los marcos de las ventanillas van en color negro en este acabado, haciendo juego con unas discretas barras de techo, mientras que el pilar C queda inclinado para adoptar una silueta más deportiva.

La zaga es igual de llamativa que el frontal, algo que se consigue con un spoiler de techo por encima de la luneta de pequeñas dimensiones. Aunque lo que más ha cambiado en este Lexus NX son los pilotos traseros, que tienen forma de L tumbada y van unidos por el centro mediante una tira LED. Ahora el nombre de la marca aparece en el portón y el paragolpes va rematado por una especie de difusor en contraste con salidas de escape parcialmente ocultas.

Como decíamos, se trata de una nueva generación del NX. Estéticamente es muy parecido y las dimensiones también lo son, siendo apenas 20 mm más largo y más ancho. En resumidas cuentas, se queda en una longitud de 4.660 mm, una anchura de 1.865 mm y una altura de 1.670 mm. Por otro lado, la distancia entre ejes se queda en 2.690 mm para asegurar un interior bastante capaz.

Interior

Si en el exterior vimos una evolución lógica, en el interior del Lexus NX se experimenta una auténtica revolución. En términos de calidad lo cierto es que se mantienen los altos estándares que caracterizan a la marca. La mayoría de materiales tienen un buen tacto y los acabados son notables, no aparecen ruidos indeseados en ningún momento. Cambiarán las molduras y la tapicería en función del acabado, en el caso del F-Sport llama la atención el cuero perforado en dos colores para asientos y puertas o la iluminación ambiental con hasta 64 colores.

Hablando de las puertas, la principal novedad es la apertura eléctrica E-Latch, eliminando tiradores y consiguiendo una sensación un tanto extraña. La parte positiva es la seguridad adicional al no permitir abrir cuando viene un vehículo por detrás. Va dentro del paquete de novedades del Lexus Safety System+ de última generación, que también cuenta con otros sistemas como la asistencia avanzada de trayectoria en el carril, el sistema adaptativo de luces de carretera o el asistente de salida segura.

De hecho, la tecnología es otro punto de los que mejora en el NX y se convierte en una fortaleza. De serie viene con una pantalla de 9,8 pulgadas en el salpicadero, pero opcionalmente nuestra unidad monta la pantalla táctil de 14 pulgadas que aglutina todas las funciones del sistema multimedia. Los gráficos son sensacionales, la rapidez de respuesta está muy conseguida y la conectividad completa gracias a Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos. Sin embargo, requiere cierto periodo de aprendizaje para llegar a controlarla con soltura y sigue sin convencer que integre el sistema de climatización. Por suerte, se mantienen los botones relativos a la conducción en la zona de la consola central.

El puesto del conductor también ha evolucionado. Bajo la premisa “manos en el volante, ojos en la carretera” disponen de un cockpit sofisticado y práctico. La instrumentación es digital y puede mostrar todo tipo de información. Pero, además, cuentan con un Head-Up Display a color de lo más avanzado que ayuda mucho durante la marcha. Incluso se proyecta qué botón táctil del volante estamos tocando (otra novedad) para que no se vea en entredicho la seguridad.

Como buen SUV medio, la habitabilidad del Lexus NX será generosa, al menos en las plazas delanteras. Los pasajeros de estos asientos viajarán cómodos gracias al espacio disponible en todas las cotas. La posición de conducción puede resultar bastante alta, pero también es el efecto que se busca en un crossover. Opcionalmente se ofrecen bondades como los reglajes eléctricos, la calefacción o la ventilación de los asientos. También hay algunos huecos portaobjetos (nada fuera de lo normal) y una superficie de recarga inalámbrica para móvil.

La segunda fila de asientos del Lexus NX es algo más justa. El acceso es bastante cómodo gracias al ángulo de apertura de las puestas y, una vez dentro, hay un hueco generoso para las piernas y suficiente para la cabeza. Como suele ser habitual, la plaza central es más justa y cuenta con túnel de transmisión, así que mejor viajar cuatro adultos en este modelo. Esta segunda fila cuenta con dos tomas USB-C, salidas del aire acondicionado e incluso puede tener los asientos laterales calefactados.

Maletero

El maletero del Lexus NX está bastante bien resuelto. Cuenta con la ventaja inicial de que no varía en la versión híbrida enchufable respecto a la convencional. Ambos cuentan con un volumen de 525 litros, que está en la media del segmento. La boca de carga queda algo elevada, pero las formas son regulares y aprovechables. No termina de convencer la bandeja superior blanda, pero lo bueno es que puede ser deformada y no afectará si llevamos mucha carga.

El portón puede llevar apertura eléctrica como en la unidad que conducimos, mientras que bajo el piso hay un hueco generoso para guardar el cable de carga. En esta zona no hay espacio para una rueda de repuesto, así que habrá que conformarse con el kit antipinchazos. Por otro lado, siempre se pueden abatir los asientos traseros en dos partes (60:40) para aprovechar toda la capacidad de este maletero y llegar hasta los 1.436 litros de capacidad.

Equipamiento

Como buena marca japonesa, Lexus cuenta con varios niveles de equipamiento bastante cerrados y con pocos opcionales donde elegir. De serie ya viene con el Business, bastante completo gracias a las llantas de 18 pulgadas, faros Bi-LED, climatizador bizona, pantalla de 9,8 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, navegación completa y ayudas a la conducción como control de crucero adaptativo, alerta de carril, lector de señales, sensor de lluvia, cámara de visión trasera o aviso pre-colisión.

Un paso por encima está el Business City, que suma algunos elementos como los faros antinieblas LED o los sensores de aparcamiento delanteros y traseros. El más equilibrado probablemente sea el Executive, que ya ofrece eñ sistema multimedia con pantalla de 14 pulgadas, cámara de 360º, iluminación ambiental, cargador inalámbrico de móvil, volante con ajuste eléctrico, asientos calefactables con ajustes eléctricos tapizados en piel, monitor de ángulo muerto, asistente de cambio de carril o ayuda en cruces.

Para los inconformistas que quieran más, podrán escoger el deportivo acabado F-Sport, con sus llantas de 20 pulgadas, paquete deportivo exterior, faros Multi-LED dinámicos, portón automático, suspensión adaptativa, asientos delanteros ventilados con memoria o asientos traseros térmicos. El tope de gama es el Luxury, que añade tapicería en piel nappa, asientos con soporte lumbar con cuatro ajustes, llave tipo tarjeta, inserciones de madera o retrovisor interior digital.

Motor

Estábamos acostumbrados a que Lexus NX fuera sinónimo de hibridación convencional. Hasta la fecha la gama mecánica la formaba únicamente el NX 350h con etiqueta ECO y esa tecnología tan reconocible del Grupo Toyota. Se mantiene esa versión, con la mecánica de gasolina de Ciclo Atkinson y 2.5 litros ligado a un pequeño bloque eléctrico. La novedad es un incremento de potencia del 24 % para quedarse en 244 CV, permitiendo mejorar las prestaciones para hacer el 0 a 100 km/h en 7,7 segundos. A la vez, reduce los consumos un 20 % para homologar 5,7 l/100km. Esta versión se puede escoger tanto con tracción trasera como con total AWD.

Aunque la principal novedad de la gama es el Lexus NX 450+, el primer híbrido enchufable de la marca, que viene con etiqueta CERO. Tiene el mismo sistema del Toyota RAV4 PHEV y mantiene el bloque de gasolina de 2.5 litros, combinado con dos motores eléctricos (uno en el eje trasero para tener tracción total). En conjunto se llega a una potencia de 306 CV para ser el tope de gama y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

El híbrido enchufable también monta una batería de 18,1 kWh que va colocada en el piso del vehículo para no restar espacio al habitáculo ni al maletero. Con esa capacidad logra una autonomía de hasta 74 kilómetros en modo eléctrico, muy por encima de su competencia y permitiendo rozar los 100 kilómetros en entornos urbanos. En ese modo su velocidad máxima quedaría limitada a 135 km/h y también cabe destacar unas emisiones de CO2 de 22 g/km. La batería se carga en dos horas y media a 6,6 kW, que es la velocidad máxima de carga que acepta.

Comportamiento

Lo primero que notamos cuando subimos a bordo del Lexus NX 450h+ es confort. La calidad de rodadura es muy elevada, envolviendo al usuario de una atmósfera calmada y casi exenta de ruidos y de vibraciones. En este sentido, se ha hecho un buen trabajo con la plataforma GA-K sobre la que se asienta este modelo. Se ha aumentado la rigidez al tiempo que reduce su peso. Parecen todo ventajas a priori para este modelo híbrido enchufable.

De hecho, otra virtud indispensable en este NX 450h+ es que, cuando se acaba su batería, se comporta como un híbrido convencional. Por las características de la ruta no pudimos comprobar su autonomía eléctrica ni ver bien sus consumos, pero parece tener un nivel de eficiencia envidiable. Es bastante probable superar los 60 kilómetros eléctricos con facilidad gracias a consumos en torno a los 22 kWh y tenemos la ventaja de mantener el depósito de gasolina de 55 litros del 350h, estando por encima de otros competidores

Aunque todo dependerá de cómo sea conducido este Lexus NX 450h+ y de los modos de conducción empleados. Porque este ejemplar nos permite elegir entre EV (eléctrico puro siempre que haya batería), AUTO/HEV (prioridad eléctrica, aunque gasolina si hace falta), HV (mantiene el nivel de carga de la batería) o Charge (sirve para recargar la batería usando el motor de gasolina). El buen uso de los modos permitirá sacarle todo el partido a este híbrido enchufable.

Además, este modelo también cuenta con los modos de conducción tradicionales de Lexus, permitiendo elegir entre Eco, Normal y Sport en función de lo que se busque. En este caso, no cambia demasiado el carácter del vehículo. Aunque sí que sirve para modificar algunos parámetros como la reactividad del acelerador, el peso de la dirección o el tacto de la suspensión. De la dirección decir que mejora mucho, que es más precisa y natural, a pesar de que siga teniendo un nivel de asistencia elevado.

Opcionalmente, el Lexus NX 450h+ puede montar la suspensión variable adaptativa (AVS), que es muy recomendable tras haberla visto en nuestra unidad de pruebas. Se muestra muy confortable, ayudando al coche a filtrar todo tipo de irregularidades, al tiempo que también mantiene un nivel de rigidez correcto. Este modelo no ha sido concebido para curvas por su elevado peso, pero es correcto en casi todas las tesituras, siempre destacando por aplomo en carretera y el confort mencionado anteriormente.

Opinión coches.com

La segunda generación del Lexus NX experimenta la evolución ideal para seguir siendo una referencia entre los SUV híbridos. Lo más destacado es que ya no se conforma solo con la hibridación convencional, sino que introduce la versión 450h+ híbrida enchufable para cubrir un nicho al que antes no llegaban. Y lo hacen manteniendo intactas el resto de bondades. Un diseño que emociona, una tecnología que mejora muchísimo y una calidad que ya es seña de identidad de la marca.

Como pegas principales podríamos sacarle una habitabilidad bastante normal y la complejidad para utilizar algunos sistemas. También que tienen un precio de partida elevado, con 48.500 euros para el 350h y 65.200 euros para el 450h+. Aunque también hay que tener en cuenta que el equipamiento es muy completo desde el inicio y que esa tarifa se podría reducir acogiéndose al Plan MOVES III. También entrando a coches.com donde tenemos las mejores ofertas de vehículo nuevo del país y una financiación con condiciones muy favorables.

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • Lexus
  • Lexus NX
  • todocamino