En los tiempos que corren, da gusto acudir a una presnetación en la que una marca presente resultados positivos. Nos referimos a Kia, que desde el año 2007 ha sido capaz de duplicar sus ventas y, en España acabó 2012 con una subida del 9%. Pero no es un hecho aislado, una anomalía de esta esquina del mundo, ya que en las ventas a nivel europeo han aumentado un 31%.

Esto no habría sido posible si sus productos no hubiesen dado un enorme salto de calidad. En tres años se han renovado la gran mayoría de vehículos. Y de qué manwera. Si no montas en un Kia desde antes del 2010 te sorprenderán. Nos ocurrió a nosotros en nuestra prueba del Kia Rio, el que inició esta revolución. Más tarde llegarían el Kia Optima, que también probamos, y el Kia cee´d con el que tuvimos una pequeña toma de contacto. También se le dieron pequeños retoques al Sorento. Y en esta lista no incluímos al Kia Sportage, un producto que también se vende bien pero que es un poco anterior. El resultado, Kia tiene ofrece porductos nuevos en los principales segmentos del mercado europeo (que copan el 76% de las ventas). Como ves, no es magia, solamente buen hacer.

Tras situarnos un poco en el ambiente que respira la marca, hoy nos acercamos a conocer la tercera carrocería del compacto de la marca, el Kia pro_ceed, que se añade a la de cinco puertas y la versión familiar el Cee´d Sportwagon. La presentación se realizó de forma conjunta con el nuevo Kia Carens, del que pronto te ofreceremos nuestras impresiones y que llegará al mercado a finales de abril. Ambos fueron presentados también de forma conjunta en el pasado Salón de Ginebra.

El Kia pro_ceed, que se fabrica en Zilina (Eslovaquia), tiene una carrocería bien diferenciada de la de cinco puertas, como ocurre, por ejemplo, en el Mégane/Mégane Coupé y Asta/GTC. Ahora pasamos a analizarla en detalle.

Exterior

La marca coreana tiene un as en la manga en cuanto al diseño y es contar con el afamado diseñador Peter Schreyer en sus filas. Este alemán trabajó ocho años en Audi, donde fue responsable, entre otros, del Audi TT de primera generación. Y como la marca germana, Kia está empezando a forjar su propia imagen de marca, en la que todos los modelos tienen rasgos muy similares (hasta el punto de, en ocasiones, cueste diferenciar a uno de otros).

Esta imagen de marca se observa a la perfección en el frontal, casi idéntico al de sus hermanos (algo más afilado) y con la parrilla que ya caracteriza a todos los productos de la marca. Las luces diurnas de LEDS tienen todo el protagonismo, en todas las versiones salvo en el acabado básico. Nuestra unidad tiene el acabado Drive, el intermedio, pero de eso hablaremos más adelante a fondo.

En la vista de perfil es donde se oberva claramente el único acceso lateral y la caida de techo más pronunciada, que le da un aire de coupé del que en absoluto reniega el pro_ceed.  A eso ayuda que  es más largo (5 cm), más bajo (-2 cm) y tiene un mayor ancho de vías que su predecesor… a pesar de que es un poco más estrecho (-1cm). La longitud total se queda en 4,31 metros, con una distancia entre ejes de 2,65 metros. Respecto a la anterior generación, vía delantera aumenta en 1,7 centímetros y la trasera en 2,7 centímetros.

La mayor revolución estética, donde el pro_cee´d adquiere toda su agresividad, es en la parte trasera. Del pilar B hacia atrás se observa mejor la caída del techo, y unas ópticas espectaculares dan más fiereza al conjunto. El paragolpes poco tiene que ver también con el del Cee´d cinco puertas. El resultado nos ha gustado. Es un coche realmente bonito, con un diseño muy logrado.

Interior

Como decíamos al principio, ya no es una sorpresa la calidad de los interiores de Kia, a nivel de los mejores fabricantes europeos. Los plásticos son blandos en su mayor parte y con una distribución de los mandos bastante intuitiva, aunque para mi gusto hay un exceso de botones en el volante (es algo que suelo achacar a la mayoría de los modelos que pruebo, quizá tenga que mirármelo).

El diseño del salpicadero es idéntico al del Cee´d cinco puertas, con una distribución muy lógica e intuitiva. Las fotos corresponden al acabado intermedio, pero en el acabado alto se incluye una pantalla multifunción a color.

No me costó demasiado adaptarme a los asientos delanteros. Me gustó que se pueden colocar muy abajo, pero no sujetan demasiado bien a la altura de los hombros en una conducción algo dinámica. En cuanto a la habitabilidad, realmente fantástica. Se han mantenido las cifras del cinco puertas.

Pero en un cupé interesa saber qué ocurre con las plazas traseras. Se accede a ellas presionando un tirador que hay en la parte superior de los respaldos delanteros, que vuelven después a su posición inicial. El acceso a ellas no es que sea muy cómodo, pero tampoco lo veo peor que el de otros compactos de tres puertas.

Lo que sí me sorprendió es es espacio del que se dispone en la parte trasera. Con el asiento delantero colocado para que condujese yo (1,80 metros), detrás contaba con bastante holgura para las piernas. Y como detrás se va algo reclinado, el espacio para la cabeza (el más crítico en carrocerías coupé), era realmente bueno. Incluso en nuestra unidad, que contaba con techo solar, algo que siempre roba algo de altura disponible al techo.

No viajé detrás (solamente me monté parado), pero las plazas sí parecían algo justas para viajar tres pasajeros (algo habitual en cualquier coche del segmento compacto). Lo malo es que, como hay poco cristal en las ventanillas traseras (y muy arriba), puede aumentar la sensación de agobio.

Maletero

El maletero tiene una capacidad de 380 litros de partida. Son 40 más que el anterior modelo y con esta cifra supera la media del segmento C. Se puede ampliar hasta 1.225 litros con los asientos traseros plegados.

Debajo del maletero hay un espacio compartimentado y se puede acceder a los huecos laterales de foma individual, sin levantar todo el fondo del maletero.   ero tiene el borde de carga elevado y hay un escalón importante que obligará a realizar un sobre-esfuerzo para sacar objetos pesados.

Equipamiento

Uno podrá elegir entre tres acabados distintos, desde el básico Concept al más completo Emotion. Aunque el equipamiento es muy completo desde la versión de acceso, a nuestro modo de ver el que más equilibrado es el Drive que montaba la unidad que probamos. Esto es lo más interesante que incluye cada acabado:

  • Concept: ABS, EBD, ESP, TCS, 6 airbags, asistente al arranque en pendientes, dirección asistida, aire acondicionado, elevalunas eléctricos, cierre centralizado con mando, espejos eléctricos, radio CD MP3, puerto USB, ordenador de viaje, faros antiniebla y llave plegable.
  • Drive: Añade el climatizador automático dual, llantas de aleación de 16 pulgadas, luces diurnas por LEDs, iluminación de giro, retrovisores plegables, volante y pomo del cambio en piel, red de maletero, bluetooth, control y limitador de velocidad y dirección asistida Flex Steer con tres modos (Sport, Comfort y Normal).
  • Emotion: A todo lo anterior suma las llantas de aleación de 17 pulgadas, sensor de presión de los neumáticos, ópticas posteriores LEDs, techo solar panorámico deslizante, retrovisor interior fotosensible, instrumentación “Supervision”, paquete “Color Package”, arranque por botón, sistema de acceso sin llave, sensor de parking posterior, etc.

El nivel de acabado Drive puede completarse con un paquete opcional que montaba nuestra unidad. Es el Pack Comfort (1.025 euros) que suma el techo solar deslizante y el sensor de parking (viene incluido de serie en los pro_cee’d Drive con cambio DCT).

Y a quien el acabado Emotion no le parezca suficiente, puede completarlo con el Pack Luxury (2.050 euros) que incluye el sistema de alerta de cambio de carril, sistema de aparcamiento asistido, tapizado en piel, pedales de aluminio, faros de xenón y apliques decorativos específicos. Viene de serie en el CRDI 128 CV con cambio automático.

Motor

La gama de motores es bastante reducida. En gasolina se puede optar por cuatro motores. Dos de ellos son de gasolina, el 1.4 CVVT de 100 CV y el 1.6 GDI de 135 CV, en ambos casos asociados a un cambio manual de seis velocidades, aunque el más potente además puede pedirse con la transmisión secuencial de doble embrague DCT.

En la oferta de motorizaciones diésel destaca el nuevo 1.6 CRDI con 110 CV, que será la versión de acceso. Por encima de él se sitúa el 1.6 CRDI de 128 CV, el que catamos en la prueba del Kia Cee´d. De serie van asociados a una transmisión manual de seis velocidades, aunque este último puede montar cambio automático con convertidor de par y seis relaciones.

A la hora de elegir una unidad de prueba, optamos por la motorización de gasolina más potente, el 1.6 GDi de 135 CV, con acabado Drive. Se trata de un motor de cuatro cilindros e inyección directa, de aspiración natural (sin turbo). Entrega 135 CV a 6.300 rpm y 164 Nm de par a 4.850 rpm.

Su consumo medio homologado es de 6,1 litros. No realizamos mediciones durante la prueba, ya que se trataba de una pequeña toma de contacto, pero el ordenador de abordo indicaba un consumo medio de 7,5 litros, lo cual no está mal ya que en absoluto nos preocupamos (ni el Miguel Colás, de Auto10, con quien compartía coche), ni yo, de realizar una conducción eficiente.

Comportamiento

Así pues, tenemos una unidad del Kia pro_cee´d con el motor de gasolina más potente (hasta el momento) y con el acabado más interesante, el Drive (el básico no monta ni llantas de aleación, y en un coche que se compra por imagen, es un hándicap importante).


El tacto de la dirección no está mal, ni muy suave ni muy dura. Este pro_cee´d equipa el botón Flex Steer para elegir entre tres modos diferentes de dureza. El modo Normal está bien, pero sin duda a la hora de tomar curvas hay que seleccionar el modo Sport, que deja la dirección más dura. El modo Comfort, sinceramente, me pareció demasiado asistido. Útil y cómodo en maniobras… pero me transmitía algo de inseguridad en carretera.

Las relaciones del cambio son bastante largas, así que si circulas en sexta, tarda algo en recuperar desde abajo. Eso obliga a jugar con el cambio, que tienen buen tacto. No es rapidísimo, pero sí va firme y suave, muy equilibrado.

Y es que eso parece que es lo que ha buscado Kia en el pro_cee´d, el equilibrio. Y el mejor ejemplo más son sus suspensiones, con un tarado ni muy duro ni demasiado blando. A la hora de afrontar las curvas transmite seguridad y aplomo (es posible divertirse con él) y pasa los badenes sin tener que dejarte las posaderas, ya que filtra bien las irregularidades del asfalto. Por cierto, todas las versiones llevan eje trasero multibrazo y no sólo las más caras, como otros compactos.

Valoración coches.com

Al igual que su hermano, el Cee´d de cinco puertas, este pro_cee´d nos ha dejado gran sabor de boca. Claro, que hay que ver ahora si resulta una buena opción de compra. Estos son los precios (incluido el descuento promocional, pero no el Plan PIVE:

ModeloPotenciaCambioPrecio
Kia pro_cee´d 1.4 CVVT CONCEPT100 CVManual11.900 euros
Kia pro_cee´d 1.6 GDi DRIVE135 CVManual14.669 euros
Kia pro_cee´d 1.6 GDi DRIVE135 CVDCT – Doble embrague17.229 euros
Kia pro_cee´d 1.6 CRDi CONCEPT110 CVManual13.737 euros
Kia pro_cee´d 1.6 CRDi DRIVE110 CVManual15.267 euros
Kia pro_cee´d 1.6 CRDi EMOTION ECO-DYNAMICS128 CVManual19.297 euros
Kia pro_cee´d 1.6 CRDi EMOTION128 CVAUT – Convertidor de par22.658 euros
Kia pro_cee´d 1.6 GTDi GT204 CVManual– –

Como recordarás, nuestra unidad tenía el Pack Comfort (1.025 euros), así que se quedaría en 15.719 euros. Un precio en la media del segmento. Y es que el coche (y la marca) cumplen con nota cualquier estándar de calidad al que lo quieras someter (ajustes, acabados, comportamiento, equipamiento…). Y los vale.

 

Sin duda, el mayor argumento de compra será su diseño. Su línea es tan dinámica que a veces se echa en falta un producto con reacciones más deportivas. Y es que Kia no ha modificado ni tracción ni amortiguaciones respecto al cinco puertas, de ahí que su comportamiento sea bueno, pero no es un producto dirigido a los clientes que buscan deportividad extrema. Pero que estén tranquilos que en junio llegará la versión GT con el motor 1.6 GDI Turbo de 204 CV… que sí tocarán esos aspectos buscando otro tipo de reacciones y sensaciones

No es menos cierto que los compactos de cinco puertas se venden más y mejor en Europa, y que tienen mejor reventa. Pero aún muchos clientes optan por este tipo de carrocerías coupé, sobre todo los más jóvenes, que encontrarán en el nuevo pro_cee´d un producto que no les defraudará ni por fuera (salta a la vista), ni por dentro. Si la anterior generación se vendió bien, esta que mejora en todo, debería venderse mejor.

Quizá echemos de menos un mayor número de acabados o de opciones, como el sistema Stop&Start que ba a bajar un poco el consumo en ciudad. No se puede poner ni siquiera como opción. A estas alturas no entiendo que no se equipe de serie en todas las versiones.

Lo mejor

  • Diseño y estética deportiva.
  • Relación calidad precio.
  • Confort de marcha.

Lo peor

  • Equipamientos demasiado cerrados
  • Motorizaciones escasas
  • Acceso a las plazas traseras

Galería de fotos del Kia pro_cee´d 2013:

Ver galeria (39 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta