A la hora de realizar un viaje largo, una berlina es de las mejores opciones que uno puede elegir, por comodidad y aplomo en la carretera. Tienen maleteros amplios, si bien el mercado lleva años apostando por los SUV y ha dejado bastante de lado a este segmento, de gran tradición en España.

En esta ocasión nos subimos al Kia Optima, la última de las novedades de una Kia que es de las pocas marcas (la única generalista) que sube ventas en España. El motivo principal es una acertada renovación de productos. Ya hemos probado el utillitario de la marca coreana, el Kia Rio y su compacto, el Kia cee´d, que llegaron tras el Kia Sportage y cuyos niveles de calidad nos sorprendieron. Veamos si esta berlina también lo consigue.

  • Exterior

Cuando recogía el coche en las instalaciones de Kia, mi sorpresa fue mayúscula. Había visto innumerables fotos y parecía un coche bonito, pero os aseguro que, al natural, gana. La planta del coche es excepcional, con una línea moderna y futurista que no pasa desapercibida.

Kia Optima de perfil

Mi primera parada, era en el parking de mi edificio. Dio la casualidad de que entraba un vecino con su hijo pequeño, que se quedó boquiabierto al ver los faros del coche. Debió de pensar que llegaba del futuro. Una vez aparcado en mi plaza, no me quedó más remedio que dejarle que se subiese al habitáculo y jugase a mover el volante.

Mientras tanto, su padre no dejaba de preguntarme: “¿Pero esto es un Kia? ¿Pero cuándo ha salido?” No dejó de hacerme preguntas sobre el coche y estaba asombrado de la calidad del coche. La verdad es que, en el momento que lo vio, apenas había mil unidades en España y, literalmente, volaron de las concesiones de la marca.

El Kia Optima es un coche grande. Mide 4,84 metros, pero como es muy bajo no da la sensación de ser tan largo. Su línea es tan dinámica que puedes imaginarte al volante. Sobre todo si, como la unidad que probamos, tiene el acabado Emotion: unas llantas de 18 pulgadas espectaculares, paragolpes extendidos y faldones laterales que dan un toque deportivo a una berlina ya aerodinámica, con un coeficiente de 0,29 Cx.

Además, “nuestra” unidad tenía techo doble panorámico con cristal tintado, con luneta delantera practicable (de serie en este acabado) que contrastaba a la perfección con el blanco nacarado de la carrocería. La verdad, entiendo que el vecino y su hijo alucinasen al verlo.

  • Interior

El Kia Optima va más allá de ser un envoltorio primoroso. El habitáculo sigue la pauta marcada en el exterior y no paras de ver detalles de calidad. El primero, al abrir la puerta, cuando el logotipo de los umbrales de la puerta se ilumina en rojo y te deja patidifuso.

Lo siguiente con lo que aluciné fueron los asientos en esta unidad, de cuero y térmicos (el del conductor con ventilación), a la altura de los de algunas marcas premium. El volante también era muy agradable al tacto, como la palanca de cambios, situada en una posición bastante cómoda aunque a veces el freno de mano molestaba un poco.

Plazas traseras del Kia Optima

El salpicadero me recordó un ligeramente, con reservas, al que vimos en la prueba del Saab 9-5 (más limpio el sueco), con una pantalla arriba, sobre los mandos del equipo de sonido y el climatizador. Más abajo tenemos un hueco porta-objetos con las tomas auxiliares (USB, Jack y 12V). Y justo al lado, los botones de los asientos delanteros térmicos. AL lado de la palanca de cambios, un doble posavasos y luego un enorme hueco con tapa que sirve de apoyabrazos.

En cuanto a los materiales, más que correctos. El salpicadero es mullido y hay que hilar muy fino para ver detalles como en algunas plásticos en las zonas inferiores de las puertas o la guantera.

Como el coche es tan largo, hay bastante espacio en las plazas traseras del Kia Optima, aunque son algo estrechas para que viajen tres personas (la plaza central, además, es más alta y tiene un respaldo menos mullido).

Detrás los pasajeros van ligeramente recostados, con lo que se evitan problemas de altura con la caída trasera del techo, que sin embargo sí pueden tener los conductores más altos delante. Yo mido 1,80 y no tuve problema alguno, pero con el techo

  • Maletero

El tamaño del maletero del Kia Optima es acorde con su tamaño. Son 505 litros de capacidad, una cifra realmente buena, pero la tapa es pequeña y la boca de carga algo estrecha. Esto nos deja con un maletero más profundo que ancho. Se pueden abatir los asientos traseros para ganar todavía más profudidad, pero el hueco que queda entre los asientos no es demasiado grande.

Maletero del Kia Optima, más profundo que ancho

Tiene una rueda de repuesto estándar, algo que encanta al mercado español (cierto es que, en mis 18 años de carné, solamente necesité en dos ocasiones, por cierto). Los acabados son correctos, sin alardes. Pude ver algunos cables al aire sujetos con abrazaderas que claman al cielo y desentonan bastante.

Sí nos gustó del maletero que tuviese un  sistema de apertura y cierre con el que se puede detener y mantener abierta a diferentes ángulos (así se evita rozar el techo en un parking bajo).

  • Equipamiento

Como es habitual en Kia, las opciones de equipamiento se dividen en tres opciones. La básica se denomina Concept ya incluye de serie llantas de aleación de 16 pulgadas, una completa dotación de seguridad con ESP, VSM (control de estabilidad), parpadeo de luces de freno en frenada de emergencia y reposacabezas delanteros activos. También retrovisores exteriores eléctricos, plegables y calefactados. Radio-CD con conexión Mp3 y iPod, conexión Bluetooth, control de crucero y limitador de velocidad, tapizados de tela para los asientos con función calefactable para los delanteros.

Por encima se sitúa el acabado Drive añade a lo anterior llantas de 17 pulgadas, lavafaros, techo solar panorámico, red de maletero, panel de instrumentos mejorado, sensores de lluvia y luces, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sistema de asistencia al estacionamiento, tapicería de piel mixta y reglajes eléctricos con función de memoria para el asiento del conductor.

Por último la línea Emotion, la que porbábamos. prueba, incluye además de lo anterior, llantas de 18 pulgadas, sistema de control de presión de neumáticos, asistencia de mantenimiento de carril, faros de xenon, pack deportivo de carrocería, inserciones de madera, pedal de aleación, embellecedores con inluminación, navegador con cámara de asistencia para el estacionamiento, sistema de audio Infinity (de muy buen sonido), tapicería de piel y asiento del pasajero regulable eléctricamente en cuatro posiciones.

Nuestra unidad incluye el pack Eco-Dynamics que reduce el consumo que  medidas tecnológicas como el Start & Stop de serie (el IGS del grupo Hyundai), relaciones alargadas del cambio o neumáticos de baja resistencia. La pintura metalizada de nuestra unidad cuesta 450 euros más, si bien todas las pinturas incluyen un sobrecoste.

  • Motor

Hasta que llegue a los concesionarios el Kia Optima híbrido, la única motorización disponible es este turbodiésel de 1,7 litros que desarrolla 136 CV de potencia a 4.000 rpm y un par máximo de 325 Nm entre las 2.000 y las 2.500 rpm.

Este motor puede ir asociado a un cambio manual de 6 velocidades o a una transmisión automática también de 6 relaciones. Con el cambio manual de nuestra unidad logra una velocidad máxima de 202 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos.

El Kia Optima con un cambio manual y con sistema de parada y arranque automático ISG, presente en el Eco-Dynamics de nuestra prueba, homologa 4,9 litros/100 kilómetros en ciclo combinado y unas emisiones de CO2 de 128 g/km. Por eso por lo que está gravado con un 4.75% en el impuesto de matriculación. Cumple con la normativa Euro5 de emisiones contaminantes.

  • Comportamiento

Conduje el Optima por las calles de Madrid durante unos días. Se mueve con bastante agilidad y gira en muy poco espacio, lo que facilita las maniobras.  aunque en los atascos quizá echaba un poco de menos el cambio automático (solamente disponible en este acabado Emotion). La visibilidad hacia atrás no es del todo buena, ya que el pilar C molesta un poco en algunas incorporaciones, pero sin llegar a molestar. A la hora de aparcar, las cámaras y sensores realizan bien su trabajo y no suponen ningún problema.

Pero no cabe duda de que ese no es el hábitat de un coche así. Así que decidimos hacer un viaje por autovía, con unas zonas finales de montaña en carreteras secundarias. Nuestro destino, esta fantástica casa rural en Ciga, desde donde hay unas maravillosas vistas del navarro valle del Baztán.

La suspensión es algo dura, fantástica para viajar, ya que el coche tiene aplomo en las curvas anchas de autovías y nacionales principales. La pérdida de confort  cuando se pilla algún bache se compensa con los asientos, como decíamos al principio, excelentes. Pero cuando el piso es buena, el Optima se demuestra silencioso y cómodo. La dirección es eléctrica con asistencia variable se aleja bastante de lo que le pedimos a una dirección deportiva, pero mueve bien el coche aunque no transmite demasiado.

Después de divisar Pamplona, nos dirigimos hacia Francia. El camino es ahora muy distinto, una carretera secundaria, con curvas más cerradas y lentas. Se trata de una vía muy controlada por radares, pero cuando el tráfico lo permitió, vimos que estas curvas no son el hábitat natural del Optima. El coche pierde bastante velocidad y agilidad al salir de un viraje y cuando enlazas más curvas se nota algo torpón y debes bajar marchas para que vuelva a salir con un poco de brío. Tiende a subvirar, pero el ESP lo corrige bien, sin ser demasiado intrusivo.

En los, aproximadamente, 870 km de nuestro viaje el coche consumió 5,5 litros en autovía, a 120-140 km/h de marcador. Solo íbamos dos personas con equipaje para un fin de semana. Si unimos los tramos recorridos por Madrid, con atascos, el consumo medio de los casi 1.100 km que hicimos con el coche se quedó en 6,3, una cifra realmente buena. Lejos de su consumo homologado de 4,9, pero correcto. La autonomía que declara el coche es de 1.428,6 km.

  • Veredicto coches.com

Nos conquistó su línea y equipamiento. Nos gustó su chasis, cómodo para enfrentarse con solvencia a carreteras con curvas. Se nos quedó algo escaso el motor para un coche de este tamaño. La mayor parte de los usuarios no echarán de menos más potencia bajo el capó, pero quizá si noten que empuja con demasiada suavidad entre las 2.000 y 4.000 rpm. Alcanza buenas velocidades, pero en los cambios de ritmo, aceleraciones y recuperaciones, se echa de menos algo más de fuerza.

Con una gama de motores más extensa, con alternativas más potentes como  el 2.0 CRDi de la gama Kia Sportage o el 2.2 CRDi del Kia Sorento, esta berlina se lo pondría muy difícil a sus rivales de alta gama, ya que a igualdad de equipamiento es más barato que otras berlinas similares.

Y ojo, que el motor es bueno, tienen unos consumos ajustados y es valído para el 99% de las situaciones de condución. Pero después de ver esa línea tan dinámica, agresiva y deportiva, uno espera otro tipo de sensaciones cuando se pone al volante. Es su principal problema, que la competencia sí oferta opciones más potentes.

Estos son los precios de venta recomendados. Localiza la mejor oferta del Kia Optima en concesionario oficial en toda España en coches.com

  • Kia Optima 1.7 CRDi VGT Concept: 23.950 euros
  • Kia Optima 1.7 CRDi VGT Drive: 25.950 euros
  • Kia Optima 1.7 CRDi VGT Emotion Eco-Dynamics: 29.250 euros.
  • Kia Optima 1.7 CRDi VGT Emotion Automático: 30.950 euros.

Lo mejor

  • Diseño atractivo y dinámico
  • Equipamiento completo y siete años de garantía
  • Habitáculo cómodo, sobre todo detrás, y asientos excelentes

Lo peor

  • Única motorización disponible hasta la llegada del híbrido.
  • Tacto de la dirección.
  • Detalles de acabado y practicidad del maletero (enorme, por otra parte)

Galería de fotos del Kia Optima:

Ver galeria (60 fotos)

3 COMENTARIOS

  1. Un modelo muy interesante y un tanto desconocido para mi. No esperaba esto de un fabricante como KIA. Sin duda una de mis próximas opciones de compra. Gracias por esta prueba.

  2. QUE BELLO Y ELEGANTE LUCES ESTE COCHE,,KIA,,,ES MUY VALIDA SU RENOVACION EN ESTILO,,,TIENES UN PARECIDO, POQUITO AL HONDA ACURA, 2010..

  3. Aquellos coches hibridos que superen las emisiones de un coche ecologico 120/115 no deberían entrar en dicho grupo de vehiculos

Deja una respuesta