Al igual que con la mafia, el cine es cómplice de mitificar en exceso a los ladrones y demás criminales.
El caso del que os vamos a hablar hoy ya tiene varios años encima, ocurrió en 2007 en Dubai, y apenas duró 170 segundos. Pero fueron suficientes como para ser uno de los robos por alunizaje más espectaculares de la historia. Un robo que supera incluso a los de películas como Ocean´s Eleven o El Golpe.

Y es que detrás de él, estaban los mismísimos Pink Panther. Un grupo de ladrones internacionales principalmente serbios con un historial y un método que algunos incluso califican de “obra de arte”. Se estima que habrían robado un total de 500 millones de dólares en los lugares más exclusivos del mundo.

El sobrenombre de “Panteras Rosas” fue un bautizo de la policía británica después de encontrar un diamante robado y valorado en 500.000 libras en un frasco de crema de afeitar. Algo parecido ocurre en la película original con Peter Sellers en el papel de Inspector Clouseau.

Así, volviendo a lo que ocurrió en 2007 en el exclusivo centro comercial de Wafi City Mall en Dubai, cabe señalar que no es ni de lejos el primer atraco en el que se utiliza el método del alunizaje. Es decir, en estrellar un vehículo contra un escaparate para así robar en su interior. Tampoco se llevaron el mayor botín por este método, aunque 3 millones de dólares en diamantes no es poco. Lo que destacó a este golpe fue su audacia y perfección, no fue necesario disparar ni una sola bala ni nadie salió herido.

Un atraco que se realizó a plena luz del día en uno de los centros comerciales con mayor dispositivo de seguridad de la ciudad, y en un país cuya condena en este caso es la pena de muerte.

De esta manera, dos Audi S8 (uno blanco y otro negro) sirvieron para hacer todo el trabajo aquel 15 de abril de 2007.

El Audi blanco impactó marcha atrás contra las puertas del centro comercial abriendo paso al Audi negro a cuyo volante estaba Bojana Mitic, una de las ladronas más respetadas del clan y en busca y captura por Interpol.

Acto seguido, un hombre saltaba del coche blanco en marcha mientras se dirigía a la joyería Graff, una de las más exclusivas del mundo. Allí se junta otro ladrón que con toda la calma del mundo se lleva los diamantes, mientras el personal de la tienda permanece en estado de shock.

Los Audi derrapan en el hall del centro y se colocan justo en la entrada de la joyería. Los ladrones se vuelven a meter en los Audi. Eso sí, ahora cargados con diamantes valorados en tres millones de dólares.

Y todo esto en apenas dos minutos y cuarenta segundos. Los coches cambian de matrículas y se les pierde el rastro.

Aunque se dice que la avaricia rompe el saco, bastaron pocos meses para que diesen otro golpe pero el saco permaneció intacto.

2008 en París, el octavo mayor golpe de la historia.
Los ladrones, armados y vestidos de mujeres, entran en la joyería Harry Winston y se llevan en poco tiempo un botín de 80 millones euros. Tratan con cada empleado por su nombre y se despiden de manera educada. No dejaron rastro.

Unos meses antes, dos miembros habían robado en un joyería de Tokio un collar de 116 diamantes. Tardaron 36 segundos y escaparon en bicicleta.

12 de febrero de 2014, la Policía Nacional arresta en Alcalá de Henares a Borko Illinic, cabecilla de los Pink Panthers y responsable directo del golpe en Dubai.

¿Su primera petición ante el juez Ruz? Que la justicia española se ahorre gastos debido a la crisis y que le pongan una pulsera telemática y le lleven a un hotel de lujo. Él corre con todos los gastos, dice que en la cuenta corriente tiene algunos ahorros…

Fuente: Territorio Negro

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta