El Mario Kart ha sido uno de los videojuegos de nuestra infancia. Esta saga lanzada por Nintendo en 1992 y que sigue viva en la actualidad probablemente dio las primeras nociones de conducción a miles de niños y niñas. Aunque de un modo muy arcade y poco realista, no hay que olvidar que se trata de un juego infantil. Por no hablar de esos objetos arrojadizos que buscaban desestabilizar y sacar de la carrera a nuestros rivales, algo que no tiene cabida en la vida real.

Pero ahora The Hoonigans, la comunidad de Ken Block y compañía, han querido hacer unas comprobaciones. Parece que en sus años de Mario Kart les molestaba especialmente, la cáscara de plátano, ese objeto resbaladizo que provocaba un trompo en el coche en el videojuego. Para trasladarlo a la realidad han contado con un Audi RS 5 en un circuito cerrado y unas mil cáscaras de plátano. ¿Cómo se comportará el deportivo alemán al pasar sobre ellas?

Para comprobarlo han contado con la ayuda del piloto de Audi en Rallycross, Andreas Bakkerud, un especialista que estará más que a la altura de este reto. En primera instancia, el joven noruego da algunas vueltas al pequeño circuito limpio para tener una referencia. Posteriormente van ‘ensuciando’ el trazado poniendo las cáscaras de plátano en diferentes curvas para ver como reacciona el coche y el tiempo que se pierde al pasar por el obstáculo.

Más vale ver el vídeo anterior para comprobarlo de primera mano, pero ya te adelantamos que los resultados no se asemejan a lo visto en el videojuego (como era de esperar). En lugar de unos cuantos trompos que obligan a quedarse parado, el coupé experimenta bastante sobreviraje y, en algunos casos, se pierde el control. También hay que destacar que el deportivo con motor V6 biturbo de 2.9 litros y 450 CV cuenta con la tracción integral quattro que ayuda en todo momento a mantenerlo en su trayecyoria.

Fuente: The Hoonigans

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta