Hace unos meses hablamos por primera vez del Volvo Vera, una cabeza tractora que pretendía cambiar el mundo del transporte para siempre. La propuesta de la marca sueca se trata de un camión eléctrico y completamente autónomo, tanto es así que ni siquiera contaba con cabina en la que pudiera caber un conductor. Decían que estaba hecho para distancias cortas, para realizar tareas repetitivas en centros logísticos, fábricas y puertos. Y ahora lo muestran haciendo por primera vez ese trabajo para el que fue diseñado.

Porque el Volvo Vera está siendo utilizado en la vida real después de que la marca llegase a un acuerdo con DFDS. La compañía naviera danesa contará con unas cuantas de estas cabezas tractoras para realizar un recorrido muy acotado y preciso. Los vehículos autónomos se moverán sin conductor entre el centro logístico de DFDS y la instalación portuaria de APM Terminals en Gotemburgo. Un trayecto que quedará cubierto de la siguiente manera.

En el vídeo lanzado por Volvo se aprecia a la perfección el funcionamiento de los Volvo Vera. Reciben su carga en el centro logístico de DFDS y comienza una ruta predefinida de unos 6 kilómetros que incluye un pequeño tramo por carretera abierta. Tras ese trayecto llegaría al puerto de Gotemburgo para dejar la carga, que posteriormente será transportada en barco a otro lugar. Al ser un trayecto tan corto y a velocidades bajas (hasta 40 km/h), su tren de rodaje eléctrico se convierte en una opción interesante para reducir la contaminación.

Los Volvo Vera son vehículos conectados y operados desde una torre de control, lo que permite que exista un flujo continuo de mercancías. La marca sueca quiere estar a la vanguardia del transporte autónomo y afirma que estos camiones formarán parte del futuro de la logística y que serán muy beneficiosos. El siguiente paso es ir mejorando la tecnología y reducir las limitaciones del Vera, algo que se conseguirá con la experiencia adquirida.

Fuente: Volvo Trucks

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta