Leemos en Wikipedia que la fábrica de Longbridge Plant es un complejo industrial ubicado en el lugar del mismo nombre en Birmingham, Inglaterra. Se trata de un complejo histórico, fundado hace más de un siglo, convcretamente en 1905 y que vivió el momento culminante en la década de los 60, cuando llegaron a trabajar allí nada menos que 25.000 trabajadores.

Desde que en 2005 MG Rover desapareció, parte del sitio que ocupaba la fábrica fue derribada para darle nuevos usos comerciales y residenciales, pero hay una parte, bien grande, donde el tiempo se detuvo hace más de una década.

Hemos empezado a investigar después de ver unas espeluznante colección de fotos en Dailymail, nos quedamos patidifusos al ver cómo los coches se habían quedado sin terminar, como si los trabajadores se hubiesen ido de repente. Ahora comiezan a oxidarse, en medio de un lugar donde las luces siguen encendiéndose cada noche y el agua saliendo de los grifos. Hay multitud de documentos y papeles en las oficinas… cada detalle es más intrigante que el anterior.

Todo el espacio está casi intacto, “es como si se hubiese congelado el tiempo” , dice Dab Hand, el fotógrafo que realizó el reportaje, en el que podemos ver Rover 75 a medio terminar… que nunca serán finalizados. Uno espera que la maquinaria y el resto de enseres hubiese sido desguazado o vendido, pero sencillamente lo dejaron ahí.

Cuando BMW compró Rover en 1994 la fábrica pasó también a os alemanes, pero a los bávaros solamante les interesaba controlar MINI.. y de ahí que la fábrica se vendiese al Phoenix Consortium un lustro después, que en 2005 “pidió” a los 6.000 trabajadores de la fábrica que regresaran a sus hogares… y como verás en estos vídeos de gente que se ha colado para verla, no recogieron nada:

No son los únicos que se ha colado:

El vídeo contrasta con este otro, de cuando la fábrica estaba en pleno auge:

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta