El Ferrari LaFerrari Aperta es uno de los modelos más exclusivos de la marca del ‘cavallino’. Con solamente 210 unidades producidas, su precio en el mercado se está disparando por encima de los cinco millones de euros en algunos casos (8,3 millones en subasta para el último). Esa sería una razón suficiente para que sus propietarios se lo tomasen como una inversión y se pusieran a especular con su valor. Sin embargo, por suerte hay gente que todavía valora otras cosas.

Powerslide Lover es un aficionado al mundo del motor que tiene la suerte de contar en su garaje con modelos actuales de la talla del Ferrari 812 Superfast, Porsche 911 GT2 RS o Lamborghini Huracán Performante; por no hablar de otros clásicos como el Ferrari F40 y el F50. Y no es de esos que dejan los deportivos cogiendo polvo, sino que les da un uso bastante intensivo y así se lo muestra al mundo en sus redes sociales. Su nombre puede dar una pista.

‘Powerslide’ se podría traducir al español como un derrape, un deslizamiento controlado del eje trasero. Suele ser su acción favorita en circuito y no duda en hacerlo con cualquiera de sus superdeportivos. El vídeo anterior lo muestra a la perfección. Tiene lugar en un tramo de montaña cerrado al tráfico con el exclusivo y potente Ferrari LaFerrari Aperta. El protagonista ya avisa de que el asfalto estaba un poco resbaladizo.

Aún así, la subida con el descapotable parece bastante rápida. Las curvas se desenlazan con rapidez y el conductor va dejando unos cuantos derrapajes, su marca de identidad, con cierta maestría. Para hacerlo cuenta con la ayuda del motor eléctrico que funciona como un KERS. La guinda del pastel es el inmejorable sonido del bloque V12 de 6.5 litros subiendo de vueltas. En total, el LaFerrari Aperta logra una potencia de 963 CV, que Powerslide Lover parece saber cómo controlar.

Fuente: Powerslide Lover

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta