Esta es una de esas situaciones que solo debería ocurrir dentro de un conglomerado de payasadas que aparece en Facebook mientras estás en el trabajo, pero esto es tan real como parece. El extremadamente desafortunado conductor de este BMW X6 M sufrió un repentino imprevisto cuando paseaba su montura por las fermosas tierras rusas. Un incendio en el vano que es extinguido mediante aguas sépticas.

Según un informe local del noticiario RT, financiado por el gobierno ruso, el incidente ocurrió en Samara, una pequeña ciudad a unos 1.000 kilómetros al sureste de Moscú, cerca de la frontera con Kazajstán. Después de que el conductor notase que el humo se propagaba bajo el capó, se detuvo y llamó a los servicios de emergencia. Con el fuego extendiéndose rápidamente, el propietario de este deportivo SUV decidió pedir ayuda a otros usuarios de la carretera.

Y logró encontrar un camión cisterna. El buen samaritano al volante se detuvo junto al Bimmer y le ofreció su ayuda. Pero lo que había en su interior no eran aguas corrientes y limpias, sino residuales; es decir, mierda por un tubo, literal. No sabemos de quién fue la idea, o qué se le tuvo que pasar por la cabeza al dueño de la flameante máquina germana. Lógicamente, no había muchas opciones a elegir en ese momento.

Fue en ese momento cuando el conductor tuvo que tomar una decisión determinante en una fracción de segundo: valorar si prefería ver su preciado BMW X6 quemándose sobre el gélido suelo o cubrirlo con los excrementos de otras personas. Después de que se abriera el capó, se reveló la fuente de las llamas, y el conductor del camión cisterna comenzó a apagar las llamas con el extintor de incendios más desagradable del mundo.

La persona que filmó el incidente decidió que ya era suficiente y presionó el botón de stop, dejando que nuestra imaginación vuele con lo que sucedió después. ¿El camionero de los deshechos humanos salvó el coche? ¿Fueron las llamas más fuertes que el V8 biturbo de 555 CV y 680 Nm? ¿Limpió el dueño el coche después? ¿Volvió a casa con él sucio? Puede que lo descubramos en el siguiente episodio de “Rusia nunca decepciona”.

Fuente: RT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta