Tras la presentación de los BMW X3 M y X4 M, la división de altas prestaciones de la Bayerische Motoren Werke ha hecho lo propio con el siguiente escalón de su gama SUV. Junto al X5 M, llega el BMW X6 M 2020 y su correspondiente versión Competition, la cual añade un plus de deportividad de la misma forma que lo hacen las vertientes “S” de Mercedes-AMG.

Exteriormente, el BMW X6 2020 luce una parrilla de doble riñón de mayor tamaño, al igual que las aberturas que la flanquean. Los pasos de rueda también han sido ensanchados, mientras que la zaga recibe un nuevo difusor con cuatro salidas de escape integradas y un alerón sobre la puerta del maletero. El X6 M Competition se diferencia por detalles en negro en el frente, en la carcasa de los espejos retrovisores y en el difusor, además de sus correspondientes insignias.

En el interior, el renovado X6 M recibe botones “M” en el volante para ajustar parámetros de la dirección, la respuesta del motor y la transmisión. Sobre él también se han añadido costuras tricolor M, al igual que en los cinturones de seguridad. Los asientos delanteros son específicos y están tapizados en cuero, el umbral de las puertas tienen el logotipo M iluminado, y los asientos traseros se pueden plegar 40/20/40 para aumentar el espacio de carga.

Aunque el habitáculo se traslada en gran medida respecto al X6 estándar, se incluyen otros detalles sutiles como molduras de aluminio o de fibra de carbono. El cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas es de serie y se combina con un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de también 12,3”. La compatibilidad con Apple CarPlay es gratis durante el primer año, ya que BMW cobra una tarifa de suscripción anual de 110 euros para seguir usándolo.

Debajo del capó del BMW X6 2020 se aloja el conocido V8 de 4,4 litros biturbo que ya estrenó en 2010 el BMW M5 (F10), pero convenientemente actualizado. Proporciona 600 CV y ​750 Nm de par entre las 1.950 y 5.690 rpm, y si no llevas la cuenta en casa, son 25 CV más que el modelo saliente. La versión Competition está exprimida hasta los 625 CV e idéntico par motor. En cualquier caso, la transmisión automática de ocho velocidades envía la potencia hacia un sistema de tracción total.

Pisar el acelerador a fondo revelará un tiempo de 3,9 segundos para completar el registro de 0 a 100 km/h, y se reduce a 3,8 segundos para el modelo Competition. Y si se continúa con el pie derecho presionado al fondo de la moqueta, ambos serán capaces de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima (limitada electrónicamente). Con el pack opcional M Driver’s, esta se eleva hasta los 280 km/h. Existen tres modos de conducción: Comfort, Sport y Sport Plus.

Al mirar por debajo del musculoso aspecto del BMW X6 M 2020, se descubre una suspensión adaptativa M con estabilización activa. El sistema se traga cada bit de datos de la dirección, el movimiento de la carrocería y la superficie de la carretera para ajustar la amortiguación y la inclinación. Las ruedas son de 21” delante y 22” detrás, aunque siempre se puede pedir un juego de mayor tamaño (sin coste alguno en el Competition).

El chasis también ha sido reforzado y la dirección recalibrada con el objetivo de ofrecer una dinámica de conducción ejemplar en el segmento. El sistema de frenos queda relegado a una pareja de discos perforados en el eje anterior de 395 milímetros y de 380 mm en el posterior. El pedal de freno carece de conexión física, por lo que es manipulado mediante una conexión eléctrica que, según la marca, permite ajustarse a las preferencias de cada conductor.

La tecnología de seguridad activa incluye sensores de punto ciego, advertencia de salida de carril, advertencia de colisión trasera y frenado automático de emergencia con detección de peatones, entre otros.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (50 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta