Ken Block ya se ha ganado su propio nombre. Y no precisamente por sus actuaciones en el mundo de los rallies, sino por sus increíbles gymkhanas y los coches que se fabrica para realizarlas. Pero también le gusta correr por el desierto, y para ello ha echado el guante al Ford F-150 Raptor, el vehículo más capaz y rápido fuera del asfalto de la gama Ford.

Esta pick-up ha sido modificada por SVC Offroad en Lake Forest, California, y tiene todo lo que el Sr. Hoonigan puede necesitar para llegar de un punto A o un punto B a través del desierto sin el menor problema. Lo más visible es la carrocería ensanchada para acoger un nuevo sistema de suspensión y ruedas. Concretamente un sistema Fox Racing de triple bypass que dan recorrido a un juego de llantas de aleación Fifteen52 Turbomac HD, excelentes para moverse por las arenas del desierto con estilo.

Bajo los enormes pasos de rueda ensanchados de fibra de vidrio se esconden un conjunto de enormes neumáticos y brazos de suspensión reubicados frente a la Ford F-150 de fábrica. El resto de modificaciones se centran en unos nuevos paragolpes que destacan por su minimalismo y un par de barras de luz que iluminarán el camino hasta el infinito y más allá en las horas más oscuras de la noche. Pero, aunque parezca difícil de creer, este bicho es capaz de circular legalmente por las carretas para permitir su uso diario.

En cuanto al tren motriz se refiere, Ken Block ha sido bastante conservador, teniendo en cuenta las monstruosas creaciones a las que nos tiene acostumbrado; véase la Ford F-150 Hoonitruck, el Escort RS Cosworth o el Mustang Hoonicorn. Con un motor V6 de 3.5 litros doblemente turboalimentado, la F-150 Raptor es capaz de desarrollar 450 CV y 690 Nm, suficiente para registrar los 100 km/h desde parado en 6,6 segundos y alcanzar los 170 km/h de velocidad máxima sobre cualquier terreno. Para la ocasión, tan solo se ha instalado un escape de acero inoxidable y un nuevo intercooler más preparado.

Block ya nos había demostrado que la nueva Raptor era muy capaz, pero no hay mejor forma que ver que las modificaciones ejecutadas tienen su efecto sobre el suelo del desierto de Moab, en Utah. Mucha velocidad, polvo y deslizamientos en cada curva, ¿qué podíamos esperar?

Fuente: Ken Block a través de YouTube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta