Llegó ese esperado momento. Llegó la Gymkhana Ten en abierto para todo el mundo. La décima entrega de esta particular disciplina creada por el popular piloto Ken Block se estrenó hace días de forma exclusiva en Amazon Prime Video. Ahora ya puede ser visualizada en Youtube, por donde ya han pasado millones de usuarios para ver su pericia al volante. La décima Gymkhana prometía ser especial, pues desde hace meses se iban dando detalles con cuentagotas.

Para esta ocasión no iba a limitarse a montarse solamente en un coche y quemar sus neumáticos. En la Gymkhana Ten aparecen nada menos que cinco vehículos diferentes, cada uno haciendo de las suyas en una localización distinta. Gracias a los adelantos ya sabíamos que los ejemplares que estarían presentes serían los Mustang Hoonicorn, Ford Fiesta WRC, Ford Escort RS CosworthFord Focus  RS RX y el Ford F-150 (‘Hoonitruck’), lanzado recientemente.

La Gymkhana Ten comienza a varios grados bajo cero en Suecia, donde Block coge el Fiesta WRC sobre nieve y hielo. Durante sus alocadas maniobras contó con la ayuda de Oliver Solberg, sí, el hijo de Petter Solberg que con 16 años ya apunta maneras. Después salta a Detroit (Estados Unidos), la ciudad del motor, que es recorrida por el Hoonicorn Mustang pasando por lugares tan míticos como la Estación Central de la ciudad, que acaba de ser adquirida por Ford.

La aventura continúa en Guanajuato (México) con el Focus RS RX, que atraviesa los coloridos barrios y las estrechas calles adoquinadas de este lugar. De vuelta a Estados Unidos, en Los Ángeles se pone al volante del mítico Escort RS Cosworth, que termina echando chispas (literalmente en algunos momentos). Para acabar la Gymkhana Ten se va a la Ruta 66 (concretamente Shamrock, Tejas), con la Ford F-150 dejando largas derrapadas por doquier.

Son 19 minutos de vídeo, pero merecen la pena por las espectaculares maniobras. Ya estamos esperando la siguiente entrega, pues ya se adelanta que un invitado de la talla de Travis Pastrana estará muy presente en la undécima Gymkhana.

Fuente: The Hoonigans

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta