El mundo de los videojuegos de carreras está viviendo una época dorada. Algunos aficionados todavía están decidiendo si hacerse con los dos últimos lanzamientos, Gran Turismo Sport o Forza Motorsport 7. El caso de hoy habla del segundo, el juego que lleva siete entregas a sus espaldas y que solamente está disponible para Xbox One y PC. El jugador más profesional se hace con un ‘playseat’, un puesto de conducción para aprovechar al máximo, pero esto ha sobrepasado todo lo establecido.

POG es un amante de los coches y de los videojuegos belga que también tiene la suerte de atesorar un flamante Lamborghini Aventador. Su ilusión era conducir el deportivo por la calle y al llegar a casa jugar al Forza Motorsport 7 sin tener que bajarse de él. Gracias a la ayuda de la tecnología ha conseguido convertir su Lamborghini en el ‘playseat’ definitivo para jugar al Forza desde el volante de la bestia italiana.

El vídeo colgado en su Facebook ya supera los 17 millones de reproducciones y muestra el proceso. Lo primero, lógicamente, fue comprar el videojuego y correr a su casa para ponerlo en marcha. Un proyector en el techo del coche se encarga de la imagen y gracias a algún tipo de conexión consigue que los movimientos del volante sean reproducidos en el juego. Las ruedas van sobre unas alfombrillas para que deslicen y no tener que hacer uso de la dirección asistida.

Con casco y guantes incluidos, este afortunado jugador muestra el sorprendente resultado. Parece que las reacciones de la dirección son bastante fidedignas, aunque no tenemos claro si los pedales utilizados también son los del Lamborghini de verdad. Aún así la sensación de realidad ha sido llevada a otro extremo, una experiencia sublime tanto en el videojuego como luego en la vida real cuando se desconecta.

Fuente – POG

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta