El Renault Mégane R.S. 2018 es la última incorporación de la marca gala al segmento de los compactos deportivos. Probablemente sea uno de los más disputados gracias a modelos de la talla del Volkswagen Golf GTI, Peugeot 308 GTI, Ford Focus ST o el recién llegado Hyundai i30 N. La anterior generación del Mégane ya había sido uno de los tracción delantera más rápidos gracias a la mano de Renault Sport, así que no se espera menos del sucesor.

Para su desarrollo, los franceses dedicaron mucho trabajo y tiempo hasta poder lograr la configuración buscada. Todo ello se puede ver en este documental que os traemos y que recibe el nombre de “Génesis”. En él, se cuenta el proyecto desde el principio, desde el diseño de arcilla. También se explican algunos datos técnicos de su mecánica, que es una de las principales novedades en el modelo.

No por el motor en sí, pues el 1.8 TCe de 280 CV y 380 Nm (utilizado también por el Alpine A110) ya era conocido. Es más por el hecho de que por primera vez se pueda eligir entre una caja cambios manual o una transmisión automática EDC, ambas de seis velocidades y con un rendimiento optimizado. Una de las claves para mejoran su comportamiento han sido los topes de compresión hidráulica en sus amortiguadores.

También la introducción del sistema 4Control para tener el eje trasero direccional y aumentar su estabilidad. Con este sistema las ruedas traseras giran en dirección opuesta a las delanteras por debajo de los 60 km/h y a mayor velocidad las cuatro ruedas giran al unísono. Para satifacer a todos los público, el Renault Mégane R.S. se ofrecerá con los chasis Sport y el Cup. Aunque todavía no han sido desveladas sus prestaciones, se espera que estén a la altura.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta