El Porsche 911 GT3 RS es uno de los deportivos más radicales de la marca de Stuttgart. Su exclusividad y alto precio han hecho que esté al alcance de unos pocos privilegiados. Pero también podrá estar en las casas de la gente de a pie, gracias a que Lego Technic lo convirtió en juguete recientemente. Precisamente este modelo a escala 1:8 es el protagonista del peculiar vídeo que os presentamos.

Todos conocemos los crash test a los que se someten nuestros coches hoy en día. Una serie de meticulosas pruebas de seguridad que nos dan imágenes tan llamativas como lo que pasa al enfrentar a vehículos de 17 años de diferencia. Pues ahora a ADAC, una asociación alemana, se le ha ocurrido hacer un particular crash test al Porsche 911 GT3 RS de Lego, con un sistema muy similar al de los coches reales. Ver para creer.

La prueba se trata de un choque frontal contra una barrera que afectará principalmente a un extremo. El coche se coloca en unos trineos que lo moverán a una velocidad bastante elevada. Se van sucediendo distintas tomas de cámaras desde diferentes ángulos y en cámara lenta a la vez que suena una dulce melodía. Poco a poco se va acercando la barrera y llega el momento en el que piensas en las horas invertidas en montar dicho juguete.

Y sucede el choque y buena parte de las 2.704 piezas que forman el Porsche 911 GT3 RS saltan por los aires y se expanden como si fueran fuegos artificiales. El juguete, que cuesta unos 300 euros, prácticamente se desintegra, dejando claro que los bloques no son la mejor solución ante una colisión. De llegar a haber un conductor entro los daños habrían sido severos, ya que el habitáculo queda completamente deformado. Por suerte en el deportivo de la realidad no hubiera pasado lo mismo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta