En los últimos tiempos es habitual que en nuestra boca estén las palabras “récord de Nürburgring”. El mítico trazado alemán es una de las mecas del automovilismo y las marcas se empeñan se van arrebatando las vueltas rápidas en diferentes categorías (que si vehículo de producción más rápido, que si SUV más rápido, que si tracción delantera más rápido). Si embargo, la hazaña del Porsche 919 Hybrid Evo ha sido algo mucho más significativo que todo eso.

El prototipo que compitió el año pasado en el WEC ha sido deslimitado y los ingenieros han sacado su máximo potencial. En los últimos meses ha hecho un tour logrando todo tipo de hechos sorprendentes. Pero sin duda, el que será recordado con mayor nitidez será el de batir el récord absoluto de Nürburgring-Nordschleife con un tiempo de 5 minutos y 19,55 segundos. Una marca que llevaba 35 años sin ser mejorada.

Fue un 28 de mayo de 1983, cuando precisamente un Porsche 956 C hacía un tiempo de 6 minutos y 11.13 segundos mientras Stefan Bellof estaba al volante. Ahora el relevo ha pasado al piloto alemán Timo Bernhard, que ya tenía mucha experiencia con el Porsche 919 Hybrid. Aunque llame la atención, la hazaña fue gestada en apenas tres vueltas, parando el crono en 5:31.899 durante la primera, en 5:24.375 y haciendo los 5:19.546 definitivos en la tercera.

Como se puede apreciar en el anterior vídeo onboard, es absolutamente impresionante lo rápido que puede ir este ejemplar. En los 20,8 kilómetros que tiene el ‘Infierno Verde’ ha logrado una velocidad media de 234,693 km/h. Algo que solamente podría hacer un vehículo de casi 1.200 CV (entre el motor V4 y el eléctrico) y apenas 849 kg de peso. También se hicieron mejoras a nivel aerodinámico, se instaló un doble DRS y neumáticos específicos de Michelin. Ahora solo queda aplaudir y esperar para ver si el nuevo récord de Nürburgring se mantiene otros 35 años.

Fuente: Porsche

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta