Como quizá sepas, después de un par de años dificilísimos que casi acaban con la marca, Saab vuelve a fabricar coches. De hecho, la primera unidad preserie del futuro Saab 9-3 ya ha salido de la factoría sueca de Trollhattan. Tendrán complicado vender un coche basado en un modelo de 2009…  pero Saab tiene argumentos históricos que animan a apostar por ellos. Porque a lo largo de los tiempos Saab ha tenido fracasos sonados con algunos coches… pero también han salido modelos espectaculares, como el Saab 900 protagonista de esta historia, el coche que precedió al 9-3.

Jordan Melville es un americano que se enamoró perdidamente del Saab 900 Aero de primera generación, que le parece “tan atractivo como el Porsche 911“, según asegura en este maravilloso vídeo de Petrolicous. Esta versión, fabricada entre 1984 y 1991 tenía un motor turboalimentado que rendía 162 CV y era la más alta de gama. En Estados Unidos su denominación fue 900 SPG (Sports PackaGe o Special Performance Group).

Saab 900 Aero 02Jordan decidió rescatar una unidad del olvido y restaurarla minuciosamente. Quería saber qué se sentía conduciendo uno de estos como si estuviese nuevo. “Es un deportivo asequible que puedes conducir a diario”, asegura su dueño. Fue uno de los primeros coches con turbo y, como puedes ver en su vídeo, vaya si se nota. Tanto en su comportamiento… como en el sonido que emite, maravilloso para todo aquel a quien le gusten los coches. Puro carácter.

Como podrás ver en el vídeo, el logo de Saab cuenta con el griffo y también incluye a Scania. Y es que la primera generación del 900 se hizo en la época Saab/Scania. La segunda generación se fabricó ya en la etapa en la que General Motors controlaba la compañía. Echaremos de menos en griffo en los futuros Saab, pero si fabrican porductos tan redondos como este, prometemos perdonárselo:

Fuente: Petrolicious

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta