El carsharing es un tipo de servicio en auge, cada vez más empresas lo ofrecen y en ciudades como Madrid hay varios agentes operando. Pero antes de lanzarse a un proyecto de coche compartido es necesario hacer pruebas y comprobar el comportamiento y la viabilidad. Eso mismo está haciendo SEAT en Barcelona, pues ha dispuesto un servicio de carsharing para los cerca de 1.000 empleados del SEAT Metropolis:Lab Barcelona y del Pier 01 Barcelona Tech City.

SEAT ya había dejado claras sus intenciones de entrar en el coche compartido al comprar Respiro, aunque en ese caso se apostaba por sus coches de GNC. Sin embargo, en este ambiente de creatividad y emprendimiento hace su aparición una flota de SEAT eMii, el pequeño eléctrico de la marca. Este modelo se postula como una opción idónea para hacer desplazamientos cortos por la ciudad con total comodidad.

Los trabajadores pueden reservar los vehículos a través de una aplicación móvil, de manera similar que en otros servicios de carsharing. Como es una prueba piloto dentro de la empresa, no se cobra nada por el trayecto, pero los usuarios tienen que indicar el tiempo aproximado que necesitan el coche. El sistema es intuitivo y sencillo, y acceso se hace con el propio smartphone, sin necesidad de que haya una llave física.

El SEAT eMii cuenta con una autonomía eléctrica de 160 kilómetros, suficientes para el entorno urbano. Cuando las baterías se están quedando sin carga basta con enchufarlo a una toma rápida para tener una carga en apena 35 minutos. En una toma convencional el tiempo se amplía hasta las 8 horas. La apuesta de la marca en el coche compartido es alta, pues esperan que para el año 2025 haya más de 36 millones de usuarios haciendo uso de este servicio a nivel mundial.

Fuente: SEAT

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta