Lo decíamos en nuestra prueba del Skoda Superb Scout: los buques insignias de las marcas han pasado a ser los SUV. Podemos contar con los dedos de una mano las marcas generalistas europeas que aún ofrecen berlinas medias. Skoda lo sigue haciendo con el Superb. La última de sus versiones cuenta con la variante Scout, para ser todavía mejor rival de los SUV tan de moda. 

Por que, para qué negarlo, muchos compradores se ven atraidos por la estética de todoterreno que copian los SUV… pero no se trata de auténticos todoterreno que pueden llegar a lugares inacesibles. De hecho, la gran mayoría no cuenta con tracción total. Algo que los diferencia de los crossover familiares, donde son legión los que cuentan con tracción 4×4, como en el Skoda Superb Scout:

Se trata de una compra más inteligente en la mayoría de los casos. Para comprobarlo, comparemos varios puntos claves de la versión que probamos, el Superb Scout 2.0 TDI 190 CV DSG 4×4 frente el Kodiaq Scout con idéntica configuración mecánica:

  • Prestaciones: Montan el mismo motor, pero mientras que el Superb realiza el 0-100 km/h en 8,1 segundos, el Kodiaq se va a los 8,6 segundos. Medio segundo, que no es poco. La punta también es más elevada en el caso del Superb, con 223 km/h frente a 209 del SUV.
  • Consumo: El Superb bomologa medio litro menos, 6,6 l/ 100 km frente a los 7,1 del Kodiaq, según el ciclo medio WLTP. Ojo, a medida que aumenta la velocidad, la diferencia crece en la misma proporción. Y las emisiones, lo mismo. Homologan 168 g/km de CO2… mientras que el SUV se va a los 186 g/km.

Es el peso el que hace que esos datos sean así. El Superb marca en la báscula 1.687 kg, por 1.818 del Kodiaq. Y el familiar cuenta con mayor equipamiento de serie en el acabado Scout. Y es más barato. Si atendemos al precio de tarifa es muy similar, pero los descuentos que se aplican desde la marca hacen que exista una diferencia en estos momentos de 2.300 euros a favor del Superb Scout.

En algo vencerá el Kodiaq, ¿no? Bueno, sus 194 mm de altura libre al suelo son algo más adecuados para salir del asfalto, de acuerdo, pero el Scout se defiende bien de fábula en pistas. Ambos son amplios por dentro y, eso sí, el Kodiaq te da dos plazas extra (de uso ocasional) y un maletero algo mayor. Pero bueno, que si no te llegan los 660 litros del Superb Combi igual precisas una furgoneta.

¿Y sabes qué? Que si haces esta comparativa con otros modelos… el resultado será muy similar.

Galería de fotos:

Ver galeria (72 fotos)

 

1 COMENTARIO

Deja una respuesta