Hay mil ejemplos de vehículos basados en plataformas idénticas. Y muy diferentes. Pongamos el caso del Audi A3, Volkswagen Golf, Skoda Octavia y Seat León, por ejemplo. Precios diferentes y enfoques muy distintos en coches que comparten infinidad de piezas y componentes. En el caso de los vehículos comerciales la diferencia no es tanta. Pongamos el caso del Toyota Proace City Verso. Gemela del Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo Life, es la más cara del cuarteto. 

Se trata de la gran esperanza de la firma de adentrarse en el segmento de las furgonetas pequeñas, el más vendido en España… que además en esta versión sirve perfectamente como monovolumen, con mucho espacio y detalles para facilitarte la vida a bordo, como vimos en nuestra prueba:

Eso sí, cuando uno mira la lista de precios parece que Toyota no ha pensado en los trabajadores que usan la furgoenta también con su familia, sino que apunta a un publico más pudiente. Y los acabados interiores o la tecnología no es superior a la de sus hermanos rivales.

¿Está justificada esa diferencia de precio? Pues en gran parte, sí. Y es que la marca sí busca, sobre todo en esta variante más enfocada a familias, ese cliente que busca el nivel de seguridad, confort y tecnológico de un turismo. En el acabado que llevamos, prácticamente todo es de serie. Cuando empiezas a configurar a sus rivales con lo mismo, los precios se van igualando. ¿Lo bueno? Será más sencillo encontrar una Proace City Verso muy equipada de stock o de km0 que de sus rivales. Eso sí, si eres de los que prefieres configurar a gusto y prescindir de alguna cosa que sabes que usarás poco, ahí el resto les gana. Y si buscas versiones muy básicas, también.

Galería de fotos:

Ver galeria (63 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta