Estamos acostumbrados a ver algunas preparaciones que se escapan a cualquier límite establecido. El mundo de las carreras de aceleración (o carreras de drag) es uno de los que nos deja con cifras más impresionantes. Coches con miles de caballos y de los que apena queda el chasis que tratan de alcanzar velocidad desde parado con la mayor rapidez posible. Ese es el caso de este curioso Volkswagen Golf MK2 preparado por Boba Motoring.

Aparentemente podría parecer un ejemplar casi normal, pero se trata de un lobo con piel de cordero. Este vehículo de casi 30 años ha recibido una espectacular preparación, intentando mantener algunos elementos originales. El motor es el cuatro cilindros de 2.0 litros de serie, pero cuenta con novedades como dos turbos de grandes dimensiones y los refuerzos necesarios. También cuenta con una transmisión automática DSG de doble embrague modificada y con tracción a las cuatro ruedas.

El resultado es que entrega una potencia de 1.233 CV y 1.094 Nm, una auténtica locura para una mecánica de tales dimensiones y que le permite superar a la mayoría de superdeportivos. Las prestaciones no se quedan atrás y ha conseguido registrar el 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y una velocidad máxima superior a los 350 km/h. Aunque lo más significativo de este ejemplar es que acaba de batir un impresionante récord.

Durante unas jornadas en el circuito alemán de Hockenheim ha conseguido completar el cuarto de milla en 8,47 segundos y pasando por línea de meta a una velocidad de 269 km/h. Merece la pena ver el vídeo con los intentos. Hay que destacar que al piloto le cuesta mantener al coche en línea recta debido a su potencia (en un intento rebasa la línea). También llama la atención el interior totalmente desmantelado, en el chasis. En definitiva, el Volkswagen Golf MK2 definitivo (hablando de aceleración) que ha callado muchas bocas con estas cifras.

Fuente: Boba Motoring

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta