Según hemos podido conocer, el gobierno de Angela Merkel está decidido a apostar y apoyar la industria automovilística germana, mediante la creación de un tramo dentro de la autopista A9, para que circulen por ella coches autónomos. Esta iniciativa requerirá acondicionar un tramo de la conocida como Autobahn A9, que une Berlín con Munich, para que puedan circular coches sin conductor.

En la primera fase del proyecto se pretende utilizar este tramo para poner a prueba los sensores de los vehículos, los sistemas de calibrado y, sobre todo, la capacidad y la fiabilidad de las nuevas tecnologías para comunicarse con otros coches y/o elementos de la red vial.

Sin duda, estas medidas pueden suponer un gran avance de cara al futuro de la conducción autónoma en condiciones reales de circulación y, ya de paso, porque no decirlo, nos da bastante envidia ver como el gobierno alemán apoya y protege uno de los sectores más fundamentales para su economía, ya que las restricciones y vacíos legales que existen en este tipo de pruebas son bastante complejas.

Estados Unidos también ha sido testigo de este tipo de ensayos con coches autónomos (California representa el principal laboratorio para las marcas), aunque siempre han sido tramos restringidos al interior de determinadas ciudades.

asiento interior Mercedes Benz Truck

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Transporte alemán aseguraba que el objetivo del gobierno con este proyecto era ayudar a conectar los coches con el tráfico y los elementos de la carretera para mejorar la seguridad, reducir los embotellamientos y disminuir el número de muertes por accidentes en carretera.

Por otro lado, todavía no se conoce que parte de la Autobahn A9 se quiere acondicionar, cual será su coste total o cuando empezarán a circular los coches autónomos por este trazado, aunque todo parece indicar que como muy pronto será a finales de este año. Sin duda, la pujante industria automovilística alemana se encuentra en la vanguardia en este nuevo campo de desarrollo.

Además, los principales fabricantes de coches alemanes tampoco se están quedando atrás con el diseño de los coches autónomos. Mercedes-Benz está desarrollando el F 015, Audi el deportivo RS7 o BMW un i3 capaz de conectarse solo a la red eléctrica para recargar las baterías.

Fuente: Frankfurter Allgemeine Zeitung

1 COMENTARIO

Deja una respuesta